Pros y contras de las uñas de gel

Uñas de gel

A estas alturas todas hemos oído hablar de las uñas de gel, y muchas probablemente las hayáis probado ante su popularidad. Sin duda alguna son una gran alternativa y son muchas las mujeres que lucen unas uñas espectaculares solamente gracias a esta técnica. No obstante, como en cualquier proceso cosmético, hay que plantearse las ventajas y las desventajas que pueda haber, para saber si es lo más conveniente para nosotras.

Con este tipo de uñas nos encontramos ante un dilema, ya que hay quien habla muy bien de ellas y hay quien no. Por eso vamos a tratar de aclarar un poco los conceptos y los pros y contras que puedan surgir de su aplicación. Como muchas deseamos lucir unas uñas perfectas en estas fiestas, puede que esta sea una alternativa que ya tengamos en mente, y es mejor tener toda la información posible.

Proceso de las uñas de gel

Uñas de gel

Para entender por qué hay gente que escoge las uñas de gel y de qué se trata, deberemos entender el proceso que conlleva su aplicación. Por un lado hay que distinguir entre las de gel blando y duro. El gel duro es para esas chicas que desean extensiones en sus uñas, bien porque son cortas o porque se las muerden. Las de gel blando no las hacen más largas, solo se aplica el gel sobre la extensión de la uña natural.

Lo primero que se hace es limpiar las uñas, para limar y pulir la superficie de estas preparándolas para aplicar el gel. Se retira el polvo de las uñas tras pulirlas. También se retiran las cutículas, y hay que recordar que siempre es mejor retirarlas que cortarlas, evitando posibles infecciones. A continuación, se aplica una fina capa de gel en cada uña, y se ponen las manos en los rayos UV, para que este quede fijo, durante unos dos minutos. Se realiza este proceso una y otra vez, hasta que tengan el grosor que deseemos. El último paso es aplicarles color si lo deseamos, o realizar la manicura francesa. Para quitarlas se suele usar mucha acetona, aunque no es la técnica más recomendada.

Desventajas de las uñas de gel

Uñas de gel

Estas uñas tienen claras desventajas, sobre todo para las mujeres que desean una belleza natural. Lo decimos porque la uña natural sufre ante la aplicación de estas uñas de gel, y hay mujeres que incluso necesitan meses para poder recuperar sus uñas. Al pulirlas, el grosor de estas disminuye, por lo que se vuelven más frágiles y se dañan. Esto unido a la aplicación de gel durante algunas semanas, que no deja que la uña se hidrate o regenere, hace que finalmente sufran daños y terminen quebradizas y opacas.

Otro de los inconvenientes es que se utilizan rayos UV para su fijado. Esto pone en peligro la piel, ya que estos rayos son incluso más fuertes que los que se utilizan en los soláriums y afectan a la piel, aumentando el riesgo de cáncer. Utilizar protección es fundamental, aunque siempre existe el riesgo ante tanta exposición.

Ventajas de las uñas de gel

Uñas de gel

Aunque tenemos muchas desventajas para no elegir estas uñas, también tienen sus razones para ser las elegidas. Estas uñas resultan mucho más naturales que las postizas, y ofrecen una gran durabilidad de hasta tres semanas, por lo que nos olvidamos de la manicura durante un tiempo.

Además, las personas que se muerden las uñas pueden volver a tener uñas largas, gracias a las extensiones de gel duro. Por eso es una buena idea para esas ocasiones especiales en las que deseemos lucir unas uñas perfectas y largas. Es una forma de lucir una manicura ideal sin tener que esperar a que crezcan las uñas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *