Pros y contras de incorporar un perro a la familia

Los perros son una mascota perfecta para una familia con niños, siempre y cuando se escoja la raza más adecuada para los niños.  Los perros le brindan compañía a un niño, convirtiéndose en un amigo preciado incluso cuando el mundo parece completamente solitario.

Un perro puede traer gran alegría a una familia, convirtiéndose en un amigo amado que dure muchos años. Muchos dirían que las ventajas superan con creces los inconvenientes, pero los perros requieren mucho tiempo y atención. Estos son algunos de los pros y los contras que debes considerar antes de decidir lo que fácilmente podría ser un compromiso de 10 a 15 años…

Pros

  • Las mascotas nos ofrecen lecciones de vida que de otro modo no se aprenderían. Los perros nos muestran lo que es amar y ser amado incondicionalmente. Entrenar a un cachorro enseña a los niños paciencia y persistencia. Y en ninguna parte encontramos un mejor ejemplo de fidelidad que en la lealtad inquebrantable de un canino apreciado.
  • Los niños desarrollan un gran sentido de responsabilidad cuando cuidan a un perro, encuentran satisfacción en la exuberante felicidad de su perro por el simple placer de dar un paseo, o les dan de comer con todo su cariño. Todo esto construye la autoestima desde adentro hacia afuera; los niños crecen cuando ven que pueden hacer una contribución significativa al bienestar de los demás.
  • Los cachorros fortalecen los lazos en niños de todas las edades, también en adolescentes y jóvenes.
  • Cuando parece que el mundo se ha vuelto contra un niño, su perro está allí para escuchar sin juzgar, proteger sus secretos y ofrecer un afecto puro y sin complicaciones.

Contras

  • Tener un perro es una gran responsabilidad para los adultos en casa. Tus hijos pueden pelearse para dormir con el perro pero cuando la novedad desaparezca, los niños quizá no quieran pasar tanto tiempo cuidando del animal.
  • Si os vais de viaje tendréis que pensar cómo acoplar al perro para que encaje en los planes. Si es un viaje en el que el perro no puede ir, entonces tendréis que pensar una solución para que esté atendido en vuestra ausencia.
  • Los perros cuestan mucho dinero, pero también tienen un alto coste emocional. Rompen cosas, el cuidado en el veterinario es bastante caro y si se enferman o el día que se mueren, el dolor que se siente es profundamente doloroso.
  • Un perro necesita entrenamiento y mucha atención para que tenga una buena educación y aprenda a comportarse correctamente.
  • La muerte del perro puede ser la primera exposición de tus hijos a una pérdida real de un ser amado.

Una mascota de la familia puede añadir una alegría inconmensurable a la vida familiar, pero antes de tener la propiedad de un perro, tienes que asegurarte de que tus expectativas se basen en una comprensión realista de las demandas que impondrán a vuestra vida. Y por favor considera adoptar un perro, no lo compres.  Ofrece un hogar lleno de amor a una mascota maravillosa que te regalará todo su amor incondicional.


Categorías

Educar hijos, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.