Propiedades y usos del Aceite de Monoï

Aceite de monoï

Fueron las francesas las que introdujeron en Europa este genial aceite, que se exportó de la isla de Tahití, todo un descubrimiento de belleza que explicaba la suavidad del cabello y de la piel de las tahitianas. Este genial aceite tiene muchas propiedades, que además podemos aprovechar especialmente durante el verano.

Os vamos a contar cómo elegir el aceite de monoï de calidad, y también cuáles son esas geniales propiedades. También debemos saber qué es el aceite de monoï del que tanto hemos oído hablar, ya que así conoceremos mejor los efectos. En general, está indicado para todo tipo de pieles, así que se trata de otro aceite natural que sumar a nuestra lista de belleza.

Qué es el aceite de monoï

Flor de tiaré

El aceite de monoï es en su base aceite natural de coco, sacado de los cocos tahitianos de calidad. Este aceite de coco refinado se extrae y en él se dejan macerar las flores de tiaré, las típicas de la zona. En muchos frascos incluso podemos ver la flor de tiaré dentro, que es el aceite 99% natural. La variedad de los cocos es la copra, que es el de mayor calidad, y el aceite lleva elaborándose en esta parte de la Polinesia al parecer desde hace miles de años.

Cómo reconocer el auténtico aceite de monoï

Etiqueta

Con la llegada de este aceite de las islas a buen precio y su comercialización, surgieron muchos imitadores que no utilizaban aceites de calidad y que mezclaban aceite de coco con aromas para conseguir algo parecido pero sin las propiedades específicas de este aceite ancestral. Es por eso que se creó en 1992 una etiqueta que era un apelativo de origen oficial. Con esta etiqueta se distingue a los productos que sí vienen de Tahití con los que vienen de otros lugares y no tienen esa calidad. Además, es mejor que venga en una botella de vidrio, que es como se conserva este aceite, y no en una de plástico.

Usos del aceite de monoï para el cabello

Las tahitianas utilizaban este aceite para cuidar sus cabellos. Es un gran hidratante para el pelo seco o dañado, además de que le aporta un estupendo aroma. Es como el aceite de coco en este sentido, ya que deja el cabello hidratado y con brillo al utilizarlo. Este aceite también protege el cabello contra el sol, por eso era un gran secreto de belleza de estas mujeres que vivían en islas en donde el sol podía dañar y resecar el cabello. También es posible hacer una mascarilla con este aceite para el cabello. Simplemente debemos aplicarlo en cabello y cuero cabelludo y dejar actuar durante media hora tapado con una toalla. Lavaremos después hasta notar que sacamos el aceite y veremos los resultados en un cabello más suave y brillante.

Usos del aceite de monoï para la piel

En el caso de la piel, también tiene un efecto estupendo para hidratarla incluso en sus zonas más secas. Este aceite es perfecto para todo tipo de pieles, por lo que podemos utilizarlo en la piel como sustitutivo del hidratante normal. Nos dejará la piel suave, hidratada y con el peculiar aroma de la flor de tiaré.

En el caso de la piel, el aceite de monoï tiene otros usos que nos pueden resultar útiles, sobre todo en la temporada de verano. Este aceite está indicado para proteger la piel de los rayos del sol y además es un acelerador del bronceado. Se suele recomendar utilizar también protector solar porque en sí mismo el aceite no la tiene y hay que pensar en la salud de la piel, pero este aceite broncea rápido la piel y la protege si lo usamos por encima de la protección solar. También es un perfecto after sun, ya que cuida la piel que ha sufrido con el sol. En definitiva el aceite que vas a querer este verano.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *