Propiedades y beneficios del kéfir

Propiedades del kéfir

El kéfir es un producto que se conoce muy poco pero que cada vez es más popular debido a sus estupendas propiedades para conservar nuestra salud. Este alimento fermentado surgió en la zona del Cáucaso hace ya miles de años y se ha conservado hasta nuestros días. Con la importancia que ha cobrado un estilo de vida sano, el kéfir se ha convertido en un imprescindible.

Vamos a ver cómo se puede preparar el kéfir, aunque también se puede comprar en las tiendas. Además, debemos saber cuáles son las estupendas propiedades y los beneficios que aporta a nuestro cuerpo el consumo del kéfir.

Kéfir y yogur

El kéfir en ocasiones se piensa que es algo parecido al yogur, aunque ambos son distintos y cuentan con diferentes propiedades. El yogur se crea con una fermentación láctica mientras que el kéfir tiene una fermentación lacto-alcohólica y carbonatada de la leche. El contenido de alcohol del kéfir es muy bajo, por lo que no nos ofrece ningún problema en este sentido. La gran diferencia entre ambos, ya que los dos surgen de la fermentación de la leche, es que el kéfir cuenta con un mayor número de probióticos. También se diferencian en el sabor, ya que el yogur es más suave y el kéfir tiene un sabor más ácido al que hay que acostumbrarse.

Cómo elaborar kéfir en casa

Beneficios del kéfir

Este producto se puede elaborar fácilmente en casa, para poder utilizarlo en nuestros desayunos. Se necesitan tarros de cristal de boca ancha, como los de mermelada, que podemos conservar una vez limpios. También tenemos que usar una goma y un paño para taparlos. Se necesita un bol, una cuchara y un bol de plástico, ya que el metal puede reaccionar con la acidez del kéfir. Para alimentar al kéfir hay que usar leche semi o desnatada. Asimismo, tenemos que hacernos con unos nódulos de kéfir que son los que haremos crecer.

La elaboración es muy sencilla. Hay que llenar los tarros hasta la mitad con la leche fresca a temperatura ambiente. Se añaden los nódulos de kéfir y se cierra con el paño y la goma. Se guardan a continuación en un lugar oscuro y seco. Tarda un día en crecer, y al día siguiente ya se puede comenzar a consumir. Aunque su sabor es algo ácido, siempre es mejor evitar añadirle azúcar o miel, ya que así sus propiedades se conservan totalmente intactas.

Para conservar este kéfir debemos lavar los nódulos y los recipientes cada dos semanas. Si hay nódulos que se amarilleen, debemos desecharlos. Si queremos conservar estos nódulos, se pueden meter en leche y dejarlos en la nevera para frenar esa fermentación.

Propiedades y beneficios del kéfir

kéfir

El kéfir es un alimento que dispone de una gran cantidad de calcio, por lo que es perfecto para prevenir la osteoporosis. Como además no cuenta con tanta lactosa gracias al proceso de fermentación, es un alimento que tolera más gente, siendo perfecto para quienes tienen la intolerancia a la lactosa.

Por otro lado, el kéfir dispone de una gran cantidad de proteínas. Estas proteínas son ideales para mantener la piel y los músculos en perfecto estado. Además, es perfecto para sustituir las proteínas de origen animal, que son menos beneficiosas para nuestro organismo.

La principal ventaja de este alimento es que ayuda a mejorar la flora intestinal con los probióticos. De esta forma, regenera la flora y hace que nuestro intestino trabaje mucho mejor. Está indicado en algunos problemas como pueden ser el estreñimiento, la candidiasis, la diarrea o los problemas intestinales de todo tipo. Es uno de los alimentos que nos ayudan a tener buenas digestiones y un sistema digestivo en perfectas condiciones.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.