Propiedades y beneficios del espino amarillo

Espino amarillo

El espino amarillo es un arbusto que cuenta con ramas espinosas y con bayas en un tono amarillo o anaranjado. Se caracteriza por crecer incluso en los ambientes más difíciles, ya que se puede ver en lugares en los que apenas hay vegetación o fuentes de agua. La principal fuente de energía la saca de la luz solar, por lo que puede sobrevivir en las peores condiciones.

Este espino amarillo contiene aceites ricos tanto en la zona de las frutas como en las hojas. Normalmente el aceite esencial se extrae de la zona de las bayas, para conseguir un elixir de belleza que tiene múltiples propiedades y beneficios para la piel y para el cabello.

Cómo encontrar el espino amarillo

Para poder utilizar el espino amarillo tenemos que conseguirlo en forma de aceite, el cual se consigue de sus frutos. El aceite debe ser natural y siempre debemos fijarnos en la composición, ya que muchos aceites se mezclan con otros más económicos para abaratarlos, haciendo que tengan menos propiedades. En la firma Weleda por ejemplo nos encontramos con un aceite de espino amarillo de gran calidad que podemos utilizar de muchas formas.

Alto contenido en vitamina C

Aceite de belleza

La vitamina C es muy buena para la piel, ya que es la encargada de formar el colágeno. Es por eso que debemos tener una dosis de ella en la piel. Este aceite además de aportar hidratación nos da algunas vitaminas con las cuales mantener la piel mucho más joven. También dispone de vitamina E, que es un potente antioxidante y rejuvenecedor. Al contener este tipo de vitaminas nos ofrece un cóctel estupendo para cuidar la piel a diario.

Ácidos grasos insaturados

Estos ácidos grasos que forman parte de los frutos del espino amarillo hacen que el aceite que se consigue sea muy parecido a los lípidos que la piel forma de manera natural. Es por eso que este aceite es perfecto para mantener la piel hidratada y suave en todo momento. Si tienes la piel seca es un aceite ideal, pues restaura la piel y la mantiene con un buen nivel de hidratación, tersa y elástica. Podemos utilizar este aceite a diario sobre la piel con un ligero masaje para poder disfrutar de una piel mucho más suave.

Aceite antiinflamatorio

El aceite de espino amarillo tiene propiedades antiinflamatorias. Esto quiere decir que se puede utilizar en las rojeces y en los procesos de inflamación de la piel, como puede ser en los eccemas o la psoriasis. Este aceite se puede aplicar a diario en las zonas en las que tengamos ese problema para mejorar la piel y evitar el picor y la tirantez.

Aceites carotinoides

Espino amarillo

Ese color amarillo y anaranjado que tienen los frutos del espino amarillo proceden de los aceites carotinoides. Estos aceites ayudan a combatir los temidos radicales libres que envejecen nuestro organismo. Es por eso que este aceite también es bueno para luchar contra los efectos nocivos de los contaminantes ambientales y de los rayos solares.

Usos en el cabello

Este aceite de espino amarillo se puede utilizar en el cabello, puesto que sus propiedades se pueden aplicar perfectamente a la piel y al pelo también. Los aceites sirven como una estupenda mascarilla si lo que deseamos es conseguir un brillo ideal en el pelo. Si tenemos la raíz grasa es mejor evitar el aceite en esta zona. De todas formas, también es un buen aceite para el cuero cabelludo si deseamos usarlo como mascarilla alguna vez. Ayuda a combatir la sequedad y el picor en esta zona y activa la circulación, por lo que puede ayudar a mejorar el crecimiento del cabello.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.