Propiedades y beneficios de las peras

Las peras es una de esas frutas que se pueden encontrar prácticamente todo el año en nuestro supermercado. Junto a las manzanas y los plátanos es de las frutas que más se consumen y por esta razón, queremos que conozcas qué beneficios y propiedades nos aportan. 

Existen gran variedad de peras, es cierto que no todas las podemos encontrar durante todo el año, sin embargo, las peras de las que hablaremos son las que encontramos siempre.

Las peras tienen cualidades gustativas deliciosas, esta fruta posee muchas propiedades nutricionales muy beneficiosas para el organismo. Si las consumimos de manera regular estaremos apoyando nuestro cuerpo con una alimentación muy saludable. 

La fruta es muy digestiva cuando está madura, no nos hacen ningún daño y pueden ser uno de los mejores postres que podemos consumir después de una agradable comida.

Las peras no suelen poner problemas en cuanto a su consumo, es decir, no suelen dar problemas de indigestión o intolerancias o alergias en las personas. 

Propiedades de las peras

Las peras no sólo se pueden comer como fruta fresca, encontramos en la gastronomía muchas recetas donde están presentes estas agradables frutas. 

Es una fruta refrescante, dulce y sabrosa, contiene muchos nutrientes y valores nutricionales, como los que contamos a continuación:

  • Lo que más contiene es agua. Por ello, se recomienda para las dietas de adelgazamiento.
  • Es pobre en lípidos (grasas) y proteínas, por lo que no hay problema en incluirla casi diariamente en nuestra alimentación.
  • Contiene casi un 12% de carbohidratos, azúcares sencillos conocidos como fructosa que puede llegar a ser muy beneficiosa para todas aquellas personas que necesiten energía extra, como por ejemplo, los deportistas.
  • Contiene levulosa, un componente que es bien tolerado por los diabéticos.
  • La fibra insoluble y soluble favorece nuestro tránsito intestinal y lo regula.
  • Contiene pectina, un elemento muy importante además, para evitar el estreñimiento ocasional o mejorar la intolerancia a la glucosa.
  • En cuestión de vitamina contiene: vitamina C, ácido fólico, vitamina E y vitaminas del complejo B.
  • Los minerales que están presente en las peras son: el calcio, hierro, yodo y potasio. Minerales perfectos para cuidar de los huesos, para fortalecer los glóbulos rojos, entre otras cosas.
  • Posee taninos, sustancias que son eficaces para cortar la diarrea y otros trastornos digestivos, como son la gastritis, el estómago delicado o la úlcera.
  • No se trata de una de las frutas más alcalinas, como puede ser el limón, pero también puede ayudar a alcalinizar y mantener un buen pH en la sangre.

Beneficios de las peras

Las peras se convierten en unas frutas muy beneficiosas gracias a las propiedades vistas anteriormente, y éstas se traducen en unos beneficios asombrosos.

  • Ayudan a mejorar las enfermedades cardiovasculares o evitar que suframos enfermedades de corazón.
  • Evitan la hipertensión arterial.
  • Es beneficioso para rebajar el colesterol.
  • Mejora los niveles de hierro por lo que es útil para no sufrir anemia.
  • Evita el estreñimiento ocasional.
  • Reduce las úlceras, la gastritis o la diarrea.
  • Es bueno para evitar la retención de líquidos.
  • Es bueno para los deportistas y diabéticos.
  • Es beneficioso para adelgazar, porque aporta pocas calorías.

Características importantes de las peras

Lo ideal es consumir entre 3 y 5 piezas de frutas y verduras al día, por lo que consumir tres peras podría ayudarnos a mejorar nuestros niveles de fibras, azúcares y carbohidratos.

Lo ideal es consumirla fresca, aunque también tenemos muchas recetas en las que se puede acompañar y no sólo recetas dulces. Se pueden hacer ensaladas con endibias y berros, con queso de cabra o quesos azules.

Se pueden elaborar sopas frías o platos dulces como bizcochos, yogures o helados caseros de pera.

Lo ideal es conservarlas de la forma más natural, es decir, sin ningún envoltorio, necesitan respirar y no tenemos que manipularlas en demasía. Si las tocamos mucho podemos acelerar el proceso de descomposición y maduración.

Es necesario guardarlas en un lugar, fresco, seco y protegido de la luz. Sí que podemos conservarlas en la nevera, en el cajón destinado para las verduras y frutas, es decir, la zona menos fría y húmeda. No más de tres días. 

 


Categorías

Nutrición, Salud

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.