Propiedades y beneficios del aceite de Neem

aceite-de-neem

Hemos hablado del aceite de coco o del aceite de jojoba en ocasiones, y hay muchos otros que se utilizan hoy en día en cosmética y que son muy conocidos, como pueden ser el aceite de rosa de mosqueta o el de romero. Pero probablemente no os suene el aceite de Neem, ya que no es muy conocido. Sin embargo, tiene mucho que ofrecer.

Este aceite comparte muchas propiedades de otros aceites, y es que cuenta con propiedades hidratantes, nutrientes o antiinflamatorias entre otras. También es conocido como aceite de nim, y es un aceite de origen vegetal, extraído de las semillas del Árbol de Nim o Neem, viene de la India y es el más utilizado en la medicina ayurvédica. ¿Queréis conocer sus usos y propiedades?

Recomendaciones con el aceite de Neem

Aceite de neem

Este aceite tiene sobre todo unas características antibacterianas y fungicidas, pero puede utilizarse en muchos procesos de belleza, ya que sirve como hidratante facial o mascarilla capilar. El problema viene con su olor, que al parecer es fuerte y se encuentra entre una mezcla de cacahuetes y ajo. Es por eso que normalmente se suele utilizar junto con otros aceites para neutralizar ese olor y aprovechar al máximo sus propiedades. Tiene un color oscuro y se absorbe rápidamente, por lo que su aspecto y textura son característicos. Hay que asegurarse, como con todos los aceites, que su origen es ecológico, para que tenga todas las propiedades. Además, se debe conservar en un recipiente de cristal, en un lugar fresco y sin que le de la luz solar, para que conserve mejor las propiedades con el tiempo.

Propiedades principales del aceite de Neem

Masajes con aceite

Una de las grandes propiedades que tiene este aceite es que es fungicida y antibacteriano, es decir, es perfecto cuando contamos con infecciones y problemas como granitos, psoriasis o la molesta caspa en el cuero cabelludo, que produce un hongo. Este aceite ayuda a acabar con estos problemas si se utiliza de forma continuada, ya que ningún aceite tiene efectos inmediatos.

Este aceite se suele utilizar mucho como mascarilla, porque regula la producción de caspa pero también la de sebo, y también porque al mismo tiempo ayuda a hidratar el cabello para que quede suave y brillante. En el caso del cabello puede utilizarse de forma conjunta con el aceite de romero, que es fortalecedor o el aceite de coco que es hidratante. Estos contrarrestarán el fuerte olor del aceite de Neem.

Aceite para el cabello

Los ácidos grasos esenciales y las vitaminas presentes en este conocido aceite lo hacen ideal para utilizar como hidratante y antiarrugas en el rostro. Si además tenemos algún problema de acné o puntos negros es perfecto, ya que con sus propiedades antibacterianas los reducirá y evitará su aparición. Debido a ese olor característico y para potenciar las propiedades hidratantes, se debe mezclar con otros aceites como el de argán o el de almendras dulces, que además son muy fáciles de encontrar en herboristerías.

También se puede utilizar como un perfecto exfoliante si se usa junto con sal o arcilla verde, añadiendo hidratación y nutrientes a la piel. El resultado es una piel tersa y suave, muy hidratada. Además tratará problemas como psoriasis o irritaciones de la piel sensible, para la que está muy indicado.

Todavía no hemos terminado con todas las propiedades que se pueden atribuir a este aceite, y es que además es un perfecto insecticida. Si queremos evitar picaduras de mosquito durante el verano y preferimos usar un producto natural, este aceite es el indicado. También es una buena idea para usarlo con nuestras mascotas, ya que al ser natural no tiene efectos secundarios en su piel.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *