Problemas de aspecto que no puedes cometer

mujer estilo2

Todas las mujeres queremos estar perfectas y aunque eso no puede ser así las 24 horas del día si que existen algunos problemas de aspecto que no se pueden cometer ¡y que tampoco se deben tolerar! Lo primero que tienes que tener en cuenta antes de solucionar los posibles problemas de aspecto que puedas tener es que debes quererte tal y cómo eres y si hay algo en ti que no te guste deberás trabajarlo para arreglarlo ¡y no me refiero a pasar por quirófano!

Me refiero a a quererte cómo eres y solucionar aquello que puedes hacer tú misma y así poder tener después la satisfacción de saber que tienes fuerza de voluntad y que si quieres estar más guapa y mejor cuidada sólo eres tú quien debe conseguirlo y no ningún cirujano plástico. Hoy te voy a decir algunos problemas de aspecto a los que tendrás que poner remedio ¡ahora mismo! Y te verás mucho mejor casi al instante.

No caminar con la espalda recta

Caminar con los hombros hacia adelante o con el cuerpo en posiciones extrañas estarás dejando ver a los demás que eres tímida e incluso que tienes inseguridad personal. ¡Esto en una mujer cosmopolita es intolerable! Tienes que tener presencia y pisar con fuerza así que para empezar deberás caminar con la espalda recta, los hombros ligeramente echados hacia atrás, el pecho ligeramente echado hacia delante y la cabeza bien alta.

mujer estilo3

Si caminas de este modo estilizarás tu figura casi de forma automática, así que no dudes a partir de ahora caminar mirando al frente y segura de cada paso que das. Además de este modo serás mucho más atractiva a los ojos de los demás ¡y para ti también a nivel interno! Un truco es llevar tacones.

Falta de aseo personal

No cuidar el aseo personal es un fallo que no puede cometer ninguna mujer porque además de desagradable no es para nada saludable. Si es necesario levántate por las mañanas 10 minutos antes pero que cuando salgas por la puerta de casa estés con la ropa limpia, la cara perfecta y un aspecto saludable.

Nunca más vayas con la ropa sucia o rota, ni con la máscara de pestañas con grumos o el pelo despeinado… tu apariencia es importante y no sólo para los demás, también para ti misma ¡te sentirás mucho mejor!

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *