Problemas comunes en las siestas en niños de 1 a 2 años

Si tu hijo está en desarrollo se beneficiará de las siestas regulares cada día, pero es necesario que si lo hace lo haga bien para descansar realmente. Debido al gran desarrollo emocional que se está produciendo en los niños pequeños, la calidad del sueño ayuda a su desarrollo emocional y la capacidad de regular sus emociones dará como resultado menos rabietas. Los beneficios del sueño también incluyen un menor riesgo de obesidad y problemas cardíacos, así como una mayor capacidad de atención que mejora la capacidad de aprendizaje.

Sin embargo, hay una serie de factores que podrían evitar que un niño pequeño duerma la siesta. Existen algunos problemas comunes y es necesario conocerlos para poder tratarlos.

Superar el horario de siesta

Los niños pequeños a menudo pasan de dos siestas a una entre las edades de 12 y 16 meses. Aunque esto no es exacto y varía en los niños. Tendrás que buscar señales que duren de 5 a 7 días, como que le cueste mucho quedarse dormido/a o que se despierte demasiado pronto de la siesta.

En general, los niños pequeños tienen una siesta más larga durante el día, que suele ser después de comer. Alrededor de dos años y medio a tres años, el comportamiento a la hora de acostarse podría indicar que esta siesta debe acortarse o incluso que la única siesta que se mantenía ‘a salvo’ a llegado a su fin.

Ajustar la rutina de sueño para que no interfiera en el ritmo circadiano

El ritmo circadiano es un ciclo de aproximadamente 24 horas dentro del cuerpo y este reloj interno está influenciado por una variedad de factores, que incluyen el flujo del día, la luz y la oscuridad, la temperatura, etc.

El sol (luz y temperatura) es un factor importante que puede controlar con cosas como cortinas opacas. Esto puede ayudar con las siestas, así como con el despertar temprano.

¿Cómo puedes saber cuándo el niño está listo para una siesta?

Para los niños pequeños lo ideal es mantener un horario específico para una siesta después de comer en cuanto se encuentran señales de somnolencia. Aunque los niños saben ‘disimular’ bien estas señales para evitar dormir o tener ráfagas de energía cuando más cansados están haciendo que te confundas y creas que no tiene sueño en el momento de la siesta.

Consejos que debes tener en cuenta

Hay algunos consejos que te vendrán bien para las siestas de tus hijos pequeños y que te servirán para que, puedas mantener las siestas en tus hijos siempre que lo necesiten. Porque las siestas, cuando realmente las necesitan son necesarias para un buen desarrollo físico y emocional de los niños. No te pierdas estos consejos:

  • Los niños pequeños son seres emocionales, así que asegúrate de incluir mucho tiempo ininterrumpido de forma individual antes o durante la rutina de ir a dormir. Para descansar tiene que estar tranquilo y eso significa pasar tiempo de calidad a tu lado.
  • Los niños pequeños tienen un mal concepto del tiempo, lo que significa que las rutinas y los horarios ayudan a darles una idea de qué esperar y qué seguirán.
  • Dormir se convierte en una disciplina desde la infancia.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Bebés, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.