Probióticos para la flora íntima de la mujer

Las mujeres tienen que tener siempre en cuenta el cuidado de su zona íntima y conocer el estado de su flora vaginal. Es una parte muy importante ya que el pH de esa zona es diferente al resto del cuerpo y es más propensa a que las bacterias le ataquen.

El pH vaginal es ácido y se conserva así de manera natural gracias a las bacterias Lactobacillus acidophilus, que ayudan a que la zona vaginal esté protegida, haciéndola más fuerte para luchar contra microorganismos.

Muchas mujeres sufren desequilibrios en la flora vaginal, y para poder recuperar su estado natural y saludable es imprescindible cuidarlo de la mejor manera. 
A día de hoy, muchas mujeres están expuestas a múltiples tratamientos como son los anticonceptivos, antibióticos, antifúngicos  y otras sustancias que alteran el pH. Además, el estrés o tener una higiene íntima muy excesiva también podría afectar directamente a esa zona. 
Si sufres cambios continuos en tu cuerpo, y notas que te afectan puede que tengas cierto desequilibrio de la flora vaginal, producido por algún tipo de afección y da como resultado una mala salud íntima. 

Probióticos para la flora vaginal

Los probióticos son microorganismos vivos como las bacterias, sin embargo, estos microorganismos no son nocivos ni son patógenos ni dañinos para el organismo. Gracias a los probióticos se conserva la flora vaginal y disminuye las infecciones.

¿Qué es la flora vaginal?

La flora vaginal son los gérmenes que se alojan en la vagina y están considerados como microorganismos beneficiosos. Los lactobacilos son los microorganismos que evitan que la zona íntima se contamine, ayudan a mantener un buen estado y el equilibrio de la flora vaginal.

Cuando se produce una contaminación los lactobacilos desaparecen y se sustituyen por hongos. Lo ideal es llevar a cabo un tratamiento médico para mejorar la zona ya sea a través de antibióticos en el caso de tener alguna infección, o tomar probióticos para reforzar la zona y frenar y prevenir esas infecciones vaginales.

¿Qué hacen los probióticos?

A continuación, te contamos cuáles son las acciones que hacen los probióticos:

  • Se adhieren fácilmente a la mucosa vaginal.
  • Evitan que la vagina se colapse de gérmenes patológicos.
  • Son capaces de disminuir el pH de la zona vaginal, y evita la proliferación de gérmenes en la zona genital.

Estos probióticos son seguros y no causan efectos secundarios en el organismo. Y ni mucho menos tienen riesgos cancerosos.

El uso de los probióticos se recomienda cuando sufrimos alguna vulvovaginitis por hongos, infecciones vaginales, vaginosis bacteriana o tricomonas. Los probióticos se presentan de dos formas, como vía vaginal y otra por vía oral. El producto más eficaz es por vía vaginal.

La efectividad de estos probióticos es similar, aunque el vaginal actúa directamente en la zona. Sin embargo, para potenciar los resultados de los probióticos debe aplicarse después del tratamiento principal por un periodo de 5 a 10 días.

Estos probióticos no ocasionan ningún efecto adverso y de hecho, se recomiendan mucho para evitar esas alteraciones.

Cosas que hacemos mal y nos producen infecciones

En ocasiones, las mujeres realizamos acciones que más que beneficiarnos nos producen mayores afecciones en la zona vaginal:

  • No abuses de los productos de higiene íntima, aunque sean jabones específicos para esa zona, suelen tener un fuerte olor y son perfumado, que sirven para reducir las bacterias pero lo que producen es alimentar a las bacterias. Utiliza siempre jabones neutros.
  • No abuses de las compresas, en ciertos momentos si que se necesitan para retener el flujo vaginal, sin embargo, si se utilizan en exceso, hará que la zona íntima no transpire favoreciendo la humedad.
  • Descuidar la higiene durante las relaciones sexuales, es muy importante hacerse una pequeña limpieza y orinar después de cada relación sexual, es necesaria para que tanto los fluidos y la humedad ocasionada no aumenten las bacterias y las posibles infecciones.
  • Abusar de antibióticos: los antibióticos favorecen la aparición de gérmenes patógenos, los principales causantes de las infecciones vaginales.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.