Principios básicos para mantener una buena salud dental

chica dientes portada

Una dentadura es para toda la vida, debemos cuidarla a diario para huir de los malestares bucales. Mantener una salud dental correctamente no es nada complicado. Con estos sencillos consejos conseguirás y notarás una mejoría en tus dientes.

Por ejemplo, uno de los padecimientos bucales más populares es el de los dientes sensibles, seguido por dolor de muelas y el querer tener unos dientes blancos. Aprende a cuidar la sensibilidad, a evitar las manchas en los dientes y todas las claves para realizar un buen cepillado dental.

Dientes sensibles

La sensibilidad bucal suele ser muy molesta, causa grandes dolores que a un gran número de personas les afecta en su día a día, durante las comidas tienen que evitar algunos alimentos y alejarse de las altas o bajas temperaturas. Es importante tratar este problema a tiempo para gozar de una buena salud dental.

¿Qué causa la sensibilidad?

Generalmente se debe a una exposición gradual de la dentina, es decir, la parte blanda que se sitúa debajo del esmalte del diente. La dentina está compuesta por una gran cantidad de tubos que contienen múltiples terminaciones nerviosas que se llenan de líquido. El calor o el frío hacen que ese líquido se desplace por los tubos de la dentina causando dolor en las encías y dientes.

Cepillarse los dientes con fuerza

Mucha gente piensa que si se cepilla los dientes con fuerza y utilizando un cepillo con las cerdas muy duras y gruesas conseguirá unos dientes más blancos, pero esto no es así. Los dentistas siempre recomiendan no excederse ni tanto en el número de veces que se lavan los dientes ni en la fuerza que se emplea, con el tiempo el esmalte se va desgastando y se pone expone gradualmente la dentina.

radiografia dientes

Rechinar los dientes

También es conocido como Bruxismo, muchas personas rechinan los dientes sin querer. Lo realizan de manera inconsciente y pueden padecer con el tiempo de dientes sensibles, ponen en peligro su salud dental.

Gingivitis

Es una enfermedad que destruye directamente los tejidos que hacen de soporte de los dientes como son las encías, los ligamentos periodontales y los alvéolos dentales. Se infectan y se inflaman dejando la raíz de los dientes expuesta. Es recomendable que a la mínima que se note una extraña inflamación en la boca se acuda al dentista para evitar que esta enfermedad se desarrolle.

La edad

La edad contribuye a padecer sensibilidad dental. Con el paso de los años el esmalte de nuestros dientes se va perdiendo progresivamente como parte del ciclo natural. Por esta razón, en algunos casos se expone la dentina causando la sensibilidad.

pasta de dientes

¿Cómo se manchan los dientes?

Los dientes están recubiertos por el esmalte, este esmalte es de un material ligeramente poroso, lo que hace que con el paso del tiempo se vaya “llenando” con los que comemos. Por ello, si acabamos de beber vino o comemos frutos rojos, los dientes se manchan muy rápidamente. Esto no significa una falta de cepillarse los dientes, sino que hay ciertos alimentos que provocan estas manchas y estas reacciones un tanto antiestéticas.

El café, el té o los refrescos aumentan en gran medida que los dientes se tiñan. Fumar a la larga también amarillea la dentadura además de provocar mal aliento. Comer carne, productos lácteos, huevos, cítricos, el azúcar refinada, la cerveza, los refrescos y los aceites vegetales aumentan este cambio de color.

Es un error muy común el cepillarse los dientes apenas terminamos de comer. Esto previene de la futura formación de caries pero también hace que el esmalte no tenga tiempo para recuperar su fuerza.

Los alimentos que recomendamos para mantener los dientes blancos son las frutas y vegetales, las peras, manzanas, zanahorias, pepinos, lechuga, brócoli, coliflor y espinacas. Su gran aporte en fibra hace que se cree una capa protectora en el esmalte y así se evite que se manchen rápidamente.

No todo se encuentra en la alimentación, sino que además, tenemos que incluir en nuestros hábitos una serie de consejos y trucos. Como son:

  • Mantener siempre la boca limpia
  • No cepillarse con fuerza
  • Utilizar el hilo dental
  • Dejar de fumar
  • Reducir el consumo del té y del café
  • Y utilizar flúor

Cada vez son más las personas que comienzan a preocuparse por su higiene bucal y buscan otras opciones para limpiarlos con productos naturales. Buscan productos que no contengan ingredientes químicos. Como decíamos, los dientes son para toda la vida y a pocas personas les gusta acudir al médico o en este caso al dentista. Es por ello que debemos poner en práctica todos estos trucos y consejos para mantener bien alejado a nuestro dentista.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *