Cómo preparar la henna para el cabello

Son cada vez más mujeres las que optan por los cosméticos naturales. La naturaleza nos cuida, y no solemos hallar efectos secundarios de ningún tipo. Hoy en día nos vemos expuestos a un gran número de productos químicos, y en muchos casos nos pueden causar daños o alergias a largo plazo, por eso lo natural siempre será una mejor opción. En el caso del teñido del cabello nos referimos a la henna.

La henna son polvos que se adquieren a partir de hierbas que se trituran. De esta forma, se conseguirá una pasta que colorea el cabello y lo protege. No obstante, debemos conocer todos los detalles sobre este producto natural para teñir el cabello que cada vez usa más gente en la búsqueda de soluciones naturales. Tanto para tapar las canas como para conseguir un nuevo tono en el cabello.

Qué es la henna

La henna es un tinte que viene de las hojas de la Lawsonia Inermis, un arbusto. Estas hojas aportan un tono rojizo que se adhiere al cabello o deja tintada la piel, ya que es lo mismo con lo que se hacen los famosos tatuajes con henna. Es completamente natural, por lo que no daña de ninguna forma, ganando así frente a los tintes y decolorantes que son totalmente químicos y que pueden crear alergias en la piel, reacciones y también la caída del cabello a largo plazo. La henna cuenta con muchas ventajas que debemos tener en cuenta para decidirnos por ella, y mezclada con otras hierbas como el índigo o la cassia, se pueden conseguir tonalidades que van del negro al rubio ceniza.

Quién puede usar la henna

En principio todo el mundo puede utilizar la henna, sobre todo si hablamos de un pelo virgen en el que nunca se ha utilizado previamente el tinte. No obstante, debemos tener en cuenta que si tenemos todavía tinte o mechas en el cabello, el color no actuará sobre ellos, por lo que hay que tener cuidado para no crear un contraste entre puntas y raíces. Lo mejor es esperar a dejar el tinte o ir añadiendo un tono parecido con la henna hasta que el pelo que lleva tinte crezca por completo. También hay que tener en cuenta que después de usar la henna, al mineralizar el cabello, no se podrá utilizar química sobre el pelo, por lo que no podremos volver a los tintes hasta cortar todo el cabello que tiene henna, así que hay que pensarlo bien antes de hacerlo.

Comprar la henna

La henna se puede comprar en herbolarios, y hay que asegurarse de que cuenta solo con productos naturales. Firmas como Khadi son naturales, y aseguran que no suframos daños en el cabello.

Cómo preparar la henna

La henna se prepara fácilmente en casa. Debemos comprar el polvo de henna, que se mezclará con infusiones o con agua mineral, mejor de baja mineralización. Se debe mezclar en algo de plástico o madera, nunca en metal, ni usar cucharas de metal para mezclar, ya que este material elimina los efectos de la henna. Se mezcla hasta hacer una pasta que no quede muy líquida y se deja reposar el tiempo que ponga en las instrucciones.

Aplica la henna en el cabello

La henna se aplica en el cabello como cualquier tinte, aunque es un poco más engorroso, porque hace una pasta sobre él que es como echar barro. Se debe tapar con plástico y una toalla. En cuanto a las horas, cuantas más lo tengamos más color cogerá. Hay quien la tiene cuatro horas y hay quien la tiene ocho, durante toda la noche. Eso depende del efecto que busquemos. La henna se retira fácilmente con agua tibia y se debe lavar con un champú lo más natural posible para no arrastrar el color.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.