Prepara tu casa para el otoño

Preparar la casa para el otoño

Las tardes comienzan a acortarse y comienzan a ser necesarias las chaquetas a primera y última día. El otoño está a la vuelta de la esquina y los cambios que se producen  al llegar esta época del año tienen su reflejo en nuestro hogar o debieran tenerlo, ¿no crees?

En Bezzia os invitamos a preparar vuestra casa para el otoño. ¿Cómo? Dándole un toque mas acogedor a través de nuevos colores y texturas, trasladando los aromas propios de esta época del año a las habitaciones y poniendo apunto algunas instalaciones. ¿Quieres conocer todas nuestras ideas? ¡Acompáñanos!

Prepara tus ventanas

Un buen aislamiento en las ventanas contribuye a ahorrar energía en los hogares y se traduce en nuestras facturas. Durante el verano, el calor puede expandir determinados materiales y desgastarlos, mermando el aislamiento. Comprobar si entra aire frío por las ventanas y sellarlas con materiales aislantes o burletes es algo que debemos hacer antes de que el frío se haga notar.

Aislar ventanas

Las cortinas juegan también un papel importante durante el otoño. Lo ideal es apostar por un cortina térmica o una doble cortina que podamos abrir para recibir el sol durante las horas centrales del día y cerrar durante la noche para que mantenga el calor dentro de casa.

Revisa caldera y radiadores

Después de varios meses inactiva es necesario comprobar el correcto funcionamiento de la caldera. Encender la calefacción cuando notemos que la temperatura ha bajado, aunque no sea necesario calentar la casa, nos permitirá comprobar que una vez que llegue el verdadero frío, la caldera no nos fallará.

Antes de poner a funcionar tu calefacción, conviene purgar los radiadores para extraer el aire que haya podido acumularse dentro.  Es una tarea muy sencilla para la que solo tendrás que abrir la llave del radiador y recoger el agua que caiga en un recipiente.

Apuesta por colores y texturas cálidas

Cada temporada tienen sus colores y durante el otoño los colores tierra, ocres y naranjas son los favoritos para aportar calidez a nuestro hogar. Deben utilizarse con moderación, en pequeños elementos como cojines, plaids o a través de diferentes estampados en la ropa de cama.

Colores de otoño

Conviene en otoño también sustituir los tejidos ligeros que nos han acompañado durante el verano por otros mas cálidos. Vestir la cama con un buen nórdico y el sofá con mantas envolventes y cogines que nos inviten a recogernos será clave para encontrarnos agusto el próximo invierno. La lana, el mohair y el pelo pueden convertirse en grandes aliados.

Deja que entren los aromas del otoño

La calidez en un hogar también puede buscarse mediante los aromas. ¿Qué aromas? Aquellos que irremediablemente asociamos con la madera y la tierra húmeda. Canela, clavo, vainilla, naranja… aromas dulces y cítricos perfectos para crear un ambiente cálido y relajado como el que esperamos en dicha estación.

Aromas de otoño

Podemos introducir estos aromas en nuestro a través de flores secas, velas aromáticas o quemadores de incienso. También a través de la cocina; no hay nada que transmita mayor sensación de calidez que unas galletas o un bizcocho recién hecho.

Adapta balcones y terrazas

Durante el otoño no hay por qué desatender balcones y terrazas. Podemos sacarles partido también en esta época del año si los adaptamos convenientemente. Podrás relajarte a la tarde tomando un té caliente y no olvides que ¡aun quedan noches por delante con una buena temperatura!

Una alfombra, unos cogines en tonos otoñales y un par de mantas harán mas acogedor cualquier espacio exterior durante el otoño. No pueden faltar tampoco unas flores de temporada: pensamientos, caléndulas… Además será importante cuidar la iluminación; unos faroles que aporten una luz cálida e íntima te permitirán disfrutar de estos espacios al caer el sol.

Espacios exteriores de otoño

Es un hecho, en otoño el clima es mas húmedo. Para evitar que nuestro mobiliario exterior se estropee conviene tener con qué cubrirlo. En las tiendas de muebles y jardinería encontrarás fundas impermeables y otras soluciones para protegerlos.

Aprovecha para hacer limpieza

Los cambios de estación traen consigo habitualmente un cambio de armario. Lo ideal es aprovechar este cambio “obligado” para analizar que se queda y que dejamos ir. ¿Para que guardar algo que no nos hemos puesto en todo el verano?, ¿qué no nos favorece o no nos gusta? Ocupará un espacio innecesario.

Y si actuamos de esa manera con la ropa, ¿por qué no ampliarlo y trabajar de la misma forma con otras áreas de la casa? Durante el otoño pasaremos mas tiempo en casa que durante el verano, por lo que darle una vuelta a la casa, limpiando a fondo y reordenando determinados armarios para ser conscientes de lo que tenemos nunca está de mas.

 


Categorías

Hogar

Maria Vazquez

Treintañera y con unos estudios dedicados al mundo de la ingeniería, son muchas las pasiones que ocupan mi tiempo. Tuve oportunidad de realizar... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *