Precauciones y consejos a la hora de tomar el sol

Dentro de nada volveremos a la temporada en la que comenzamos a tomar el sol y a disfrutar del buen tiempo. No obstante, cada año son más las personas que aparecen con problemas de piel debido a esta tendencia de la que disfrutamos. Se puede tomar el sol pero hay que tener en cuenta algunas precauciones y consejos para que este no resulte dañino para nosotros.

Tomar el sol de forma segura es bueno, porque también necesitamos de la vitamina D que se produce en nuestro cuerpo después de ponernos al sol. Por eso debemos pensar en la mejor forma de broncearnos y de disfrutar del buen tiempo sin que tenga secuelas para nosotros, ya que tomar el sol también cuenta con inconvenientes.

Limita las horas de exposición

Tengas el tipo de piel que tengas debes limitar la exposición solar, porque muchas horas bajo el sol puede llevar a una insolación. Con una insolación podemos sufrir caída de la tensión arterial, mareos y vómitos. Es muy importantes evitar estar demasiado tiempo al sol, sobre todo cuando es verano, ya que en estos meses el calor es más intenso y el sol incide más directo.

Durante el verano es mejor exponerse al sol antes de las 10 de la mañana y después de las 16 horas, puesto que en las horas centrales del día es demasiado intenso. En estas horas centrales es cuando tendremos más riesgo de sufrir quemaduras, insolaciones o lipotimias. Es una cuestión de salud a corto y largo plazo.

No te dejes engañar por los días nublados

En muchas ocasiones nos dejamos engañar por esos días en los que todo está nublado, pensando que no debemos utilizar protección solar. Sin embargo, está más que probado que los rayos solares traspasan esas nubes y nos afectan igualmente. Es por eso que el protector solar se debe utilizar siempre.

Utilizar protección solar

Esta es una de las partes más importantes a la hora de tomar el sol. Hay que utilizar protección solar, a ser posible de un factor alto, pues son los que más protegen. Se debe extender sobre todo el cuerpo una media hora antes de la exposición solar. Hay que tener en cuenta que la gran mayoría no resiste bien el agua, por lo que hay que volver a aplicarlo de vez en cuando para evitar quemaduras. En cuanto al formato, podemos utilizar el que queramos o el que nos sea más cómodo, solo hay que tener en cuenta el nivel de protección, que hoy en día es alto incluso en los aceites solares.

Busca la sombra

Si el día es demasiado caluroso o el sol es demasiado agobiante, siempre es mejor tener un plan B. Si vamos a la playa podemos llevar una sombrilla bajo la cual cobijarnos en caso de que lo necesitemos. También es necesario llevar un sombrero o una gorra, ya que el sol sobre la cabeza suele ser bastante perjudicial. En muchos lugares hay zonas en las que cobijarse, pero es mejor tener siempre algo con lo cual protegernos.

Problemas de tomar el sol

Tomar el sol puede ser bueno para nosotros, ya que activa la vitamina D en el cuerpo y nos ayuda a tener una sensación de bienestar. No obstante, tiene muchos efectos perjudiciales si no se hace bien. El sol es uno de los principales factores de envejecimiento prematuro de la piel, por lo que nos encontramos ante algo que puede hacer aparecer arrugas si nos descuidamos. Lo mejor siempre es evitar la exposición solar durante largas horas.

Por otro lado, el sol puede provocar cáncer de piel. Son muchas las personas que han tomado el sol sin precauciones y que han desarrollado este tipo de cáncer. Si somos propensos a tener lunares siempre es mejor hacer una revisión en el dermatólogo para descartar problemas en la piel.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.