Por qué se terminan las relaciones de pareja

ruptura

Las relaciones de pareja pueden llegar a su fin por infinidad de motivos de todo tipo. Lo normal es que se terminen por aspectos o hechos negativos tales como las infidelidades las mentiras o el maltrato. Sin embargo el fin de una relación de pareja puede llegar a producirse por mutuo acuerdo de las partes, ante el hecho de que no haya ningún tipo de compatibilidad entre las mismas.

En el siguiente artículo te contamos los motivos principales por los que las relaciones llegan a su fin y se rompen.

El paso del tiempo y las relaciones de pareja

No es lo mismo el tener una pareja en plena adolescencia que el tenerla en plena madurez. Las relaciones de pareja son etapas de la vida y como tales van cambiando con el paso del tiempo. Si eres capaz de aceptar este dato, podrás avanzar y disfrutar de relaciones saludables. Si no esto no ocurre y te estancas, es casi seguro que acabarás fracasando en las relaciones de pareja.

De la misma manera que se empieza una determinada relación, la misma puede terminar por romperse. Los motivos de ello pueden ser de lo más variados, siendo factores negativos y también positivos. Hay relaciones de pareja que terminan por romperse, porque el elemento de unión del principio desaparece para siempre. Esto es motivo más que suficiente para que la relación de pareja se rompa y llegue a su fin.

Por qué llegan a su fin las relaciones de pareja

Que una determinada pareja empiece bien no es ápice para que con el paso del tiempo llegue a romperse para siempre. Los motivos o causas de este ruptura pueden ser de lo más variadas: maltratos, infidelidades, falta de tiempo, mentiras, etc…

En dichos casos la mejor opción es poner a la relación en cuestión aunque pueda llegar a provocar un gran dolor en las partes. De nada sirve estar con alguien y mantener el vínculo, cuando la relación causa un gran malestar. No se puede consentir estar en una relación que no aporta nada y que no genera ningún tipo de bienestar en las partes.

En cualquier caso, hay que mantener una actitud abierta y positiva ante el hecho de que una relación de pareja no funcione y termine por romperse con el paso de los años. Hay veces que la cosa sale bien y el vínculo se fortalece con el paso del tiempo y otras veces que la cosa no funciona por múltiples motivos y causas y la relación de pareja termina rompiéndose.

ruptura

El elemento tóxico en las relaciones

La toxicidad suele ser uno de los motivos habituales y principales por los que las relaciones se rompen y llegan a su fin. En estos casos el amor y el afecto no mantienen este tipo de relaciones, sino que son las mentiras, el maltrato o la manipulación. Todo ello se produce por la idea errónea que tienen muchas personas de que el amor es posesión y control hacia la pareja. Hay una manipulación en la pareja con el fin de que haga lo que uno quiera y tenerla perfectamente controlada.

Todo ello hace que el ambiente tóxico se apodere relación provocando una necesidad imperiosa de poner fin a la misma. La toxicidad da lugar a que las partes no sean felices dentro de la relación y la misma se termine rompiendo. Por desgracia, el elemento tóxico sigue estando presente en muchas de las relaciones de hoy en día y sigue siendo uno de los motivos principales de la ruptura de tales relaciones.

En definitiva, independientemente del motivo o de la causa que provoque el final de una determinada relación, hay que tener en cuenta que cada relación de pareja ya sea buena o mala, es una oportunidad para aprender y seguir creciendo como personas. Dichas experiencias son claves a la hora de construir futuras relaciones de una manera sana a la vez que positiva.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.