¿Por qué sale moho en las paredes?

Moho pared

El moho es un problema común que afecta a las paredes de nuestros hogares. Además de ser antiestético, puede resultar perjudicial para la salud y causar problemas respiratorios, alergias y otros síntomas incómodos, por lo que prevenirlo y eliminarlo es esencial.  Descubrimos hoy por qué sale el moho en las paredes, cómo combatirlo y cómo prevenir su aparición. ¡Toma nota de nuestros consejos!

¿Por qué sale moho en las paredes?

El moho es un hongo que crece en lugares húmedos y generalmente oscuros, por lo que si tu hogar es especialmente húmedo (humedad mayor al 60%) tienes mas posibilidades de que este aparezca en las paredes. Sin embargo, si bien la humedad es la clave de su aparición, no es el único factor que contribuye a ello.

  • La humedad por condensación se produce cuando el aire caliente y húmedo entra en contacto con una superficie fría, como una pared exterior o ventana. Cuando esto ocurre se crea una capa de humedad en la superficie que favorece el crecimiento del moho, generalmente en las esquinas que dan a techos, ventanas o espacios húmedos como la ducha.
  • Las filtraciones de agua ya sea de lluvia o derivadas de fugas de tuberías de provisión de agua y desagües sanitarios también propician la humedad y el moho.
  • El moho crece también en áreas con poca ventilación y es que la ausencia de circulación de aire contribuye a que la humedad no se seque y se acumule.
  • Y si a eso le agregamos un ambiente mal iluminado estamos generando las condiciones óptimas para su desarrollo. Y es que el sol que entra por las ventanas se convierte en un estupendo fungicida natural.

Moho

Cómo prevenir el moho

El moho suele aparecer como ya hemos adelantado en las paredes, especialmente en aquellas que dan al exterior, pero también en aquellas que ocupan estancias húmedas como cocinas y baños.  Prevenir el moho, sin embargo, está en nuestras manos. Y para ello debes…

  1. Ventilar con asiduidad. Abre las ventanas todos los días durante al menos 10 minutos y en cocinas y baños después de cocinar y darte una ducha. ¿Tu baño no tiene ventana? Entonces plantéate instalar un ventilador mecánico o un extractor de aire con sistema antirretorno.
  2. Controlar la humedad. Asegúrate de que cuando friegas los suelos se secan completamente abriendo las ventanas, de la misma manera que ventilas después de tu ducha o balo. Además, procura no secar la ropa dentro de casa.
  3. Limpiar con lejía. La lejía previene la aparición de moho por lo que es conveniente limpiar mensualmente con esta aquellas esquinar en las que antes ha aparecido moho. De la misma forma, limpia cada 15 días con lejía paredes, sanitarios y mamparas de baño, aclarándolos después con agua tibia.
  4. Controlar filtraciones y atascos. Revista posibles filtraciones en las ventanas y en las conexiones de tus sanitarios y comprueba que las tuberías desaguan con rapidez.
  5. Usar un deshumidificador. Un deshumidificador te ayuda a controlar la humedad en tu hogar. Colócalo en áreas húmedas como el baño, la cocina o el garage para que extraiga la humedad del aire. En pocos minutos puede reducir los niveles desde un 90% a unos aceptables 40% a 50%.
  6. Usa pinturas antimoho. Si tienes que pintar tu hogar, considera usar pinturas antimoho con agentes fungicidas.

Ventana

Cómo eliminar el moho de las paredes

Si el moho ya ha aparecido, puedes combatirlo de diferentes formas. Por supuesto, existen soluciones comerciales efectivas para ello, sin embargo puedes probar otras formulas caseras antes si la cantidad de moho no es preocupante como:

  • Vinagre. Para eliminar el moho puedes utilizar una solución casera de vinagre blanco y agua, ya que el vinagre es un potente agente antimicótico. Mezcla por cada parte de agua tres de vinagre y rocía la solución en las áreas afectadas para dejarla actuar durante media hora. Después, frota con un cepillo suave o esponja para eliminar el moho y una vez hecho enjuaga bien con agua tibia.
  • Ácido Bórico. Disuelve un vaso de bórax en un litro de agua y aplícalo sobre el moho, dejando que actúe 5 minutos. Ten en cuenta que su ingesta es tóxica y que genera fuertes vapores por lo que airea la habitación durante el proceso, manten a niños y mascotas alejados y usa guantes. Pasados los cinco minutos, frota y aclara.
  • Agua oxigenada. Diluye el agua oxigenada al 3% para que no dañe la pintura o el acabado de las paredes. Después pulveriza en las zonas donde haya proliferado el moho y dejar actuar 15-20 minutos. Pasado el tiempo, frota con una esponja para que la pared vuelva a ser blanca.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.