Por qué no debes compartir tus barras de labios

barra de labios

A todas (o a casi todas) las mujeres nos gustan las barras de labios, nos ayudan a completar nuestro maquillaje y a vernos más saludables y mucho más atractivas. Pero muchas veces caemos en la tentación de pedir prestado la barra de labios a una amiga o a alguien del gimnasio porque el color que lleva es increíble. Pero cuando esto te ocurra ¡ni la pidas ni la compartas! Si te gusta el color, apunta la marca y la referencia de la barra de labios para comprártela, pero nunca la compartas.

Igual estás pensando que soy demasiado alarmista, pero de eso nada. Compartir las barras de labios aunque parezca algo inofensivo, solo te pueden traer problemas. Así que si es una práctica habitual el compartir las barras de labios u otros cosméticos con tus amigas… espero que a partir de hoy eso empiece a cambiar.

Las barras de labios pueden ser portadoras de enfermedades muy graves para la piel. Pero, ¿por qué no debes compartir tus barras de labios nunca más?

barra de labios colores

Los labiales son los cosméticos con más posibilidades de transmitir infecciones virales que entran en contacto directo con la piel o con la mucosa oral. Los colores de las barras suelen penetrar o permanecer sobre la piel durante muchas horas, algo que puede hacer que la enfermedad que se contagie en ti lo haga con fuerza.

No deberás utilizar ni compartir barras de labios o cosméticos con personas que sufren enfermedades de la piel relacionados con virus, verrugas u otras enfermedades de piel contagiosas. Si no estás segura de la salud de esa persona, mejor utiliza tus propios labiales.  Si no puedes evitar compartir la barra de labios por el motivo que sea, al menos limpia la barra con un papel antes de utilizarlo.

¿Alguna vez has compartido una barra de labios?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *