¿Por qué los abrazos son tan beneficiosos?

  

¿A quién no le gusta que le abracen cuando uno lo necesita? Los abrazos son muy importantes para las personas, son reconfortantes, nos benefician en muchos sentidos y pueden ser adictivos.

Un abrazo puede representar mucho, sin embargo nos pueden llegar a aportar mucho más de lo que nosotros pensamos. Conoce cuáles son sus mejores cualidades a continuación.

Cuando nosotros damos o recibimos un abrazo nuestro cuerpo librea una hormona conocida como oxitocina, o dicho de la forma más común “la hormona de la felicidad”. Se la relaciona al vínculo social, sobre todo en relaciones madre e hijo.

Esta hormona reduce la presión arterial y el estrés, y hace que nos sintamos bien de forma general.

Beneficios de dar abrazos

Son y parecen simples gestos, sin embargo, los abrazos nos conectan con otras personas, nos reconfortan y nos ayudan a expresar sentimientos. Son muchos los beneficios que nos aportan para la salud. Por ello, nunca escatimes en abrazos.

Un abrazo para que sea válido y pueda ser hasta cierto modo curativo, ha de ser sincero, tranquilo y algo duradero. Darnos un abrazo con alguien al que apreciamos es una de las mejores cosas del mundo.

Nos ayudan a llenar de oxígeno el cuerpo

Nuestros niveles de hemoglobina se estimulan considerablemente por lo que se transporta más cantidad de oxígeno al torrente sanguíneo a los órganos vitales. Nuestro cuerpo rejuvenece por un instante.

Disminuyen la presión arterial

La presión arterial y la frecuencia de los latidos del corazón se ralentizan, el cuerpo se tranquiliza y se reduce el riesgo de padecer problemas de corazón.

Mejoran el desarrollo del bebé

Abrazar al bebé, al recién nacido ya sean las madres, como familiares o incluso las enfermeras y doctores es muy bueno para mantener un correcto proceso de desarrollo. Se sentirá querido, amado, tendrá más vitalidad, energía, enfermará menos y se relacionará mejor con el entorno.

Reducen el estrés

Un buen abrazo sentido y de varios segundos puede ayudarnos a quitarnos el estrés, en ocasiones no hay mejor medicina que un abrazo. Nuestra pareja, amigo o incluso mascota puede ser muy beneficioso.

Estar en contacto con personas positivas, constructivas, amables nos ayuda a manejar nuestras preocupaciones, nos permite olvidarnos de los problemas laborales o económicos que pudiésemos sentir.

Refuerzan el sistema inmunitario

Otro de los beneficios de dar abrazos es que el sistema inmunitario se hace más fuerte, se reducen las oportunidades de enfermar o que seamos propensos a que bacterias y virus nos infecten.

Cuando cambia la temperatura, cambios de estaciones es aconsejable dar más abrazos para sentirnos más fuertes.

Elimina el insomnio

Si tenemos dificultades para dormir, abrazarnos a alguien puede ser nuestra solución. Es quizá más potente que un somnífero, o al menos es más saludable.

Nuestra mente se despeja y no piensa en esos problemas que nos atormentan. Si te suele costar conciliar el sueño, y notas estragos en tu salud, no dudes en abrazarte a alguien, si vives solo, un cojín, almohadón o mascota son igual de útiles.

Previenen la depresión

De igual manera que eliminan el estrés y el insomnio, también son un fuerte antidepresivo. Si nos sentimos tristes, angustiados o no encontremos sentido a nuestros días día tras día, puede que necesites más que aumentar tu dosis de abrazar a alguien cercano.

El estar en contacto con alguien nos devolverá el sentido a la vida y nos sentiremos acompañados y comprendidos.

Aumentan nuestra seguridad y confianza

Cuando nos abrazamos con alguien nos sentimos acogidos, apoyados y protegidos. Podemos salir a la calle con seguridad, sacar mejores notas en los exámenes y presentarnos delante de muchas personas.

Si vas a vivir una situación que te cause estrés y mucha inseguridad puede que los abrazos te sirvan de mucha ayuda para afrontar tus miedos.

Eliminan nuestra irritación, nuestro mal carácter

Si un día te levantas con mal pie puede que la solución sea abrazarte para quitarte la irritación y el mal humor. Los abrazos pueden ayudar cuando en ciertas situaciones la ira nos invade.

Eliminan tensiones acumuladas y nos ayudan a relajar todo el organismo. Le quitamos hierro al asunto.

Expresan nuestros sentimientos

Pueden ser clarificadores de cómo nos encontramos en ese momento, no siempre daremos el mismo abrazo, siempre dependerá de cómo estemos ese día.

Además, el mensaje de un abrazo se traduce en:

  • Cuenta conmigo.
  • Me importas.
  • Eres importante para mi.
  • Te ayudaré y te protegeré.
  • Te comprendo, te quiero, te necesito. 

Son una de las mejores maneras de conectar con las demás personas.


Categorías

Consejos salud, Salud

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.