Por qué el yoga es bueno en tu postparto

dfsfssgd

El postparto puede ser una época en la que la mujer se sienta especialmente vulnerable tanto a nivel físico como mental. La recuperación es lenta y aunque te hagan creer que en 16 semanas estarás recuperada, la realidad es que una mujer necesita por lo menos un año para comenzar a estar mejor del postparto. El cuerpo sufre muchos cambios y ha soportado mucho dolor y estrés, y eso se debe tener en cuenta. El yoga, puede ayudarte a sentirte mejor antes.

A continuación vamos a decirte algunos motivos por los que hacer yoga en el postparto puede ser una buena decisión para ti. ¿Aún no sabes por qué? Sigue leyendo.

Fortalece tu cuerpo

Después del nacimiento, has permitido un tiempo para que tu cuerpo descanse; ahora es el momento de reconstruir tu fuerza y tono muscular. Además de curar los músculos centrales , desarrollar fuerza en general puede ayudarte a completar tus tareas diarias con menos fatiga y puede prevenir el dolor muscular que puedes experimentar al levantar y coger a tu bebé en rápido crecimiento.

Perder peso

Construir músculo también puede ayudar a perder peso. Cuando tienes más masa muscular magra, aumentas tu metabolismo en reposo. De hecho, el músculo contribuye con el 20% de su gasto diario total de energía, en comparación con la grasa, que solo contribuye con el 5%.

mama haciendo yoga con bebe

Pero como es probable que aún no estés lista para alcanzar el peso, el yoga postnatal es un enfoque suave y de bajo impacto para comenzar. Poses como el perro hacia abajo, la postura de la silla y el guerrero pueden comenzar a construir una base. A medida que comienzas a sentirte más fuerte, puedes añadir algunas poses más desafiantes, practicar durante períodos más prolongados y acelerar el ritmo de tu práctica.

Te pones primero en tu lista de prioridades

Una vez que tienes un bebé, pasas gran parte de tu tiempo cuidando al pequeño. Con toda esa alimentación , limpieza y cuidado, queda poco tiempo para el cuidado personal. Puede ser tan fácil olvidarse de ti y poner a los demás primero todo el tiempo… que esto al final puede pasarte factura y te puede enfermar. Además, no puedes alimentar a otros adecuadamente si no te estás alimentando tú bien.

Una práctica diaria de yoga posparto, incluso si solo son cinco minutos para recargarte o relajarte, es tu oportunidad de alimentar tu mente y practicar la autoaceptación y la compasión. Si bien muchas mamás se sienten culpables por no dedicar todo su tiempo a sus recién nacidos, lo que no se dan cuenta es que cuanto más se cuidan, más capaces estarán de cuidar a los demás.

Conoces a otras mamás nuevas

Asistir a una clase de yoga de forma regular de posparto tiene un beneficio adicional divertido: ¡podrás hacer nuevas mamás amigas! Permanecer en casa todo el día con un bebé recién nacido puede hacer que te sientas asiladas , lo que puede aumentar tus posibilidades de depresión y ansiedad. También es posible que tengas preguntas o te preguntes cómo otras mamás se enfrentan a las preocupaciones comunes de la nueva maternidad .

Una clase de yoga postnatal es una sala llena de mujeres como tú, que experimentan las mismas alegrías y preocupaciones. Después de asistir a un par de clases, es probable que encuentres una madre o un grupo de madres con las que te guste hablar. Estas conversaciones conducen a la sabiduría y compañerismo compartido que pueden brindarte el apoyo que necesitas para superar este período emocionante, pero muy estresante.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.