¿Podemos sufrir dolor de mandíbula por estrés?

Dolor de mandíbula

Aunque pudiera parecerte poco probable lo cierto es que el dolor de mandíbula por estrés es un problema relativamente frecuente. Y su incidencia, debido a los niveles de estrés a los que nos vemos sometidos la mayoría no hace sino aumentar.

¿Te preguntas si es el estrés el único causante del dolor de mandíbulas? Para nada, el estrés es solo un detonante de este problema pero no el único. Por eso ante el dolor de mandíbula el primer paso es pedir una consulta con nuestro médico con el fin de confirmar un diagnóstico y buscar soluciones. Y es que teniendo como tiene la mandíbula una importante función en la digestión nutrición y la digestión ¡no debes dejarlo pasar!

Estrés y dolor de mandíbula

El dolor de una mandíbula puede ser un síntoma para percibir que estamos estresados. Y es que no siempre somos conscientes de ello o no siempre nos gusta reconocer que lo estamos, ¡pero lo estamos! Y hay varios chivatos que nos avisan de ello, siendo la boca uno de ellos.

Gestionar el estrés

El estrés encuentra en la boca una vía de escape. Creo que todas nos hemos percatado de estar apretando los dientes en un momento de tensión alguna vez. Y ese apretar de dientes en una situación de estrés termina por ser inconsciente el 90% del tiempo.

¿Y que ocurre cuando sometemos a los músculos mandibulares a una tensión constante? Que aparece un dolor constante en la mandíbula, dificultades para abrir la boca o incluso bloqueos si no conseguimos descansar de forma adecuada. Y no son síntomas que debamos obviar, ya que puede derivar en problemas graves:

  • La tensión de la boca puede extenderse al cuello y la espalda.
  • El rechinar de los dientes puede hacer con el tiempo que estos se debiliten y se erosionen.
  • Además, como consecuencia de los dolores en la mandíbula el comer puede resultar molesto, lo que unido a una situación de estrés puede llevarnos a descuidar nuestra nutrición.

Bruxismo

Seguro que has oído hablar del bruxismo. Por desgracia, no es difícil conocer a alguien que lo sufra, pero ¿sabes en que consiste? Sus síntomas se parecen mucho a los que ya hemos descrito, ya que genera dolor de mandíbula, además de sensibilidad dental y molestias en los oído.

El bruxismo suele producirse a la noche, mientras dormimos. Es un acto totalmente inconsciente que nos lleva a apretar los dientes y que como consecuencia nos produce un dolor de mandíbula del que somos conscientes durante el día.

El desencadenante en la mayoría de casos es el estrés, aunque también es común en quienes tienen jornadas de trabajo muy largas o sufren depresión. Detectarlo ayuda a evitar complicaciones y también a enfrentarnos a los posibles motivos.

Las soluciones

Descartar otras circunstancias médicas que podrían generar este dolor de mandíbula y confirmar el estrés como desencadenante es el primer paso para poner solución al problema. Una solución que no es única y que puede requerir intervenciones en diferentes campos.

  • Colocación de una férula de descarga por parte del odontólogo. La función de estas férulas es contribuir la relajación de la mandíbula durante el sueño y evitar que las piezas se choquen entre sí para reducir o impedir su erosión.
  • Combatir el estrés. Es probable que no puedas cambiar la situación laboral o familiar que genera ese estrés, pero podrías intentar cambia la forma de gestionarlo. Pasar tiempo al aire libre y realizar actividades en el exterior mejora la percepción del estrés. Y también lo hace pasar tiempo con personas que nos transmitan calma.
  • Mejorar la calidad del sueño. Irte a dormir cada día a la misma hora, tomar un baño antes de ir a la cama y cambiar la televisión por un libro o un momento de relajación contribuye a mejorar la rutina de sueño. Hacerlo te ayudará a descansar mejor, sin tanta tensión y a combatir el estrés.
  • Evitar sustancias estimulantes. Parece obvio, ¿verdad? El café o las bebidas energéticas son sustancias estimulantes que debes evitar en situaciones de estrés, ya que contribuyen al nerviosismo y a la dificultad para conciliar el sueño.

¿Conocías la relación entre el dolor de mandíbula y el estrés?


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.