Pirámide alimenticia: una guía para una dieta equilibrada

Pirámide alimenticia

Estamos seguras de que todas habréis oído hablar de la pirámide alimenticia. Esta herramienta utilizada para asesorar a la población sobre el consumo adecuado de los distintos alimentos. O dicho de otra forma, una guía para saber equilibrar nuestras comidas.

La pirámide alimenticia está contenida en las  “Guías Alimentarias para la Población Española”, elaboradas por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). El actual modelo se publicó en 2017 y hoy se plantea ya necesidad de actualizarla. Hoy compartimos contigo en Bezzia como interpretarla para crear menús equilibrados y hablamos sobre cuáles son esas actualizaciones que se esperan comparándola con otras pirámides alimenticias.

Interpretación de la pirámide alimenticia

La pirámide alimenticia tiene como objetivo ilustrar aquellos alimentos que debemos priorizar para lograr una dieta equilibrada y saludable. En la base de la pirámide aparecen estos alimentos a a los que debemos dar prioridad, mientras que en la parte superior aparecen aquellos cuyo consumo debemos limitar.  Sencillo, ¿verdad?

Grupos prioritarios

Los niveles de la pirámide

Bajo la  pirámide alimentaria se sitúan algunos consejos, que van mas allá de la propia alimentación pero son tan importantes como esta, para mantener un estilo de visa saludable. Se citan la actividad física diaria, el equilibrio emocional, el balance energético, las técnicas culinarias saludables y la ingesta de líquidos, agua, que debe ser de 4-6 vasos al día. Sobre estos consejos se inicia la pirámide en sí y aparecen los principales grupos de alimentos, en orden prioritario de consumo,  que son los siguientes.

  1. Pan, cereales, arroz, pasta, legumbres tiernas y patatas, completan en primer grupo. Como se indica en la propia pirámide, es preferible elegir pan, cereales, pasta y arroz integral, pues aportan más fibra alimentaria a nuestra dieta. Este grupo de alimentos se especifica, además, que debe ajustarse al grado de actividad física que realicemos para conseguir un buen balance energético.
  2. Frutas, verduras y aceite de oliva virgen extra conforman el segundo grupo de alimentos. Deben introducirse en cada comida principal y pueden ser consumidas, además, como almuerzo o merienda. Estoy segura que todas habéis oído mas de una vez que se deben consumir al menos 5 piezas de frutas o verduras cada día. Es así porque estas nos aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales claves para tener una alimentación saludable.
  3. Lácteos, huevos, pescado, carne blanca y frutos secos completan el tercer nivel. El consumo ideal de los alimentos que se incluyen en este peldaño es de una a tres raciones al día y de manera alterna excepto para los lácteos, en los que se recomiendan un máximo de tres raciones al día.
  4. Carnes rojas y embutidos ocupan casi la cúspide de la pirámide. Debido a su alto contenido en grasa saturada, su consumo debe ser moderado, ocasiones.
  5. La cúspide de la pirámide alimenticia la ocupan bollería, repostería, caramelos… en general, alimentos ricos en grasas y azúcares cuyo consumo debe ser ocasional o excepcional.

Controversias

¿Qué tiene de controvertida esta pirámide? ¿Por que muchos nutricionistas exigen que se actualice? Si comparamos la pirámide alimenticia por la que nos guiamos actualmente con otras, como la pirámide propuesta por Nutrition Australia o la elaborada por el Instituto Flamenco para una Vida Saludable, es inevitable observar notables diferencias.

Otras pirámides alimenticias

En ambas pirámides se fomenta el consumo de vegetales y hortalizas, situando estos alimentos en la base y relegando harinas y cereales a un lugar mas discreto. Una de las peticiones mas reclamas por los nutricionistas españoles.

Otro punto controvertido es la aparición en la pirámide de pasteles, piezas de bollería, caramelos… Alimentos que bajo la mirada de un nutricionista no pueden ser recomendados bajo la denominación de alimentación saludable y que, por ello, debieran estar fuera de la pirámide de la alimentación como ocurre en la versión australiana.

Además, como habréis observado ya en ninguna de estas columnas se hace mención a las bebidas alcohólicas, cuyo consumo en España esta normalizado, así como a los suplementos que no son alimentos y cuya presencia puede dar a entender su necesidad dentro de una alimentación saludable.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.