Pinceles y brochas de maquillaje, cómo usarlos

Seguramente más de una vez nos hayamos vuelto locas con los pinceles para maquillaje. Cada uno tiene una forma diferente, y por lo tanto distribuye el maquillaje en la piel de una manera distinta, además la calidad de los pinceles también es importante, a mi los que más me gustan son los de cerdas naturales, porque son más densos y sobre todo más suaves a la hora de aplicar el maquillaje.

Para conservar en perfecto estado un pincel de maquillaje, es aconsejable que lo limpies con alcohol. Si no tienes alcohol en casa, también puedes limpiarlos con agua y jabón, eliminando después el agua restante con una toalla y dejarlos secar a temperatura ambiente.
En cuanto a las veces que debes lavar un pincel al mes, depende del uso que le des. Es recomendable lavarlos de una a tres veces al mes.
Para evitar que se deformen, recuerda siempre tenerlos colocados boca arriba en un vaso para que así estén siempre en perfecto estado.

Hoy os voy a hacer un repaso de los principales tipos de pinceles de maquillaje que hay para cada zona del rostro.

El pincel o brocha para la base
Es aquella brocha que lo que hace es repartir el maquillaje en nuestro rostro de forma uniforme. Se suelen utilizar brochas sin poros, es decir, que no absorban el producto y que lo redistribuyan perfectamente por todo nuestro rostro. Para un mejor resultado, te recomiendo que des ligeros toques a modo de golpecito con el pincel mientras aplicas la base.

Pincel o brocha para el rubor o colorete
Es un poco más estrecha que la brocha para polvos. Suelen ser en forma diagonal para definir las mejillas. Este tipo de pincel asegura proporcionar una cantidad de colorete perfecta para repartir en la zona a resaltar. Es importante evitar los extremos si el cepillo es muy grande no distribuirá el polvo bien, si es muy pequeño creara líneas. Así que lo más conveniente es que sea de un tamaño medio.

Pincel o brocha para los polvos
Esta es la brocha que usaremos para aplicar los polvos, ya sean sueltos o compactos, de sol o translúcidos. Necesitamos una brocha que no deje brillos en nuestro rostro, y que reparta de manera uniforme en nuestra piel estos polvos. Ademñas debe dejarnos un tono muy natural. Logran una distribución adecuada por todo nuestro rostro y sellan el maquillaje perfectamente.

Pincel corrector
Su pequeño tamaño ayuda a cubrir las imperfecciones de nuestro rostro. Para mi es un imprescindible, ya que siempre tenemos alguna imperfección que queremos cubrir o disimular. Son pinceles muy suaves que permiten la aplicación de todo tipo de correctores en diversas texturas. Yo suelo utilizarlo para ojeras, marcas rojas y granitos. Con este pincel y un buen corrector, las imperfecciones desaparecen instantáneamente.

Pincel para sombra de ojos
Este pincel tan fino y estrello permite mezclar las sombras de ojos sin dejar líneas obvias. Son muy útiles, ya que ayudan a que los ojos se vean más grandes. Hay variantes, existe una mezcladora que aplica y difumina la sombre, y otra para definir las sombras, que tiene una forma más diagonal que lo hace ideal para agregar color y definición al contorno de la ceja, bajo el hueso de la misma o al lagrimal.

Peine para cejas y pestañas
Este peine no puede faltar en tu rutina de maquillaje diario, este es uno de los formatos en que te lo puedes encontrar, pero hay muchas variedades. El cepillo ayuda a suavizar la textura de las cejas y si eres de las que les gusta marcar las cejas un poco con un delineador, este cepillo lo que te hará es quitar el exceso de maquillaje en las mismas. El otro cepillo para las pestañas ayudará a quitar esos pequeños grumos sobrantes.

Pincel para labios
Este pincel nos ayudará a repartir de manera uniforme y más preciosa nuestra barra de labios. Además perfila el contorno de los mismos. Es un pincel más plano y con las puntas rectas.

Mi recomendación

Usa los pinceles, aunque al principio te cueste, muy pronto te adaptas a ellos, son muy fáciles de utilizar si se conoce para qué sirve cada uno de ellos, además notarás como con unos buenos pinceles crearás un maquillaje mucho más profesional.
Aunque al principio te suponga un poco más de inversión, compra pinceles de buena calidad, si puede ser de cerdas naturales mucho mejor, o sino, utiliza sintéticas que sean buenas, ya que esto hará que tus pinceles te duren mucho más tiempo. Recuerda hacer su limpieza mensual para que estén siempre listos y libres de bacterias.Cuando los laves ponlos bajo el grifo para que la presión del agua directamente los limpie. Deja que se sequen al aire libre. Y los tendrás siempre en perfecto estado.
Utiliza los pinceles con estos pequeños consejos y verás como notas un cambio a mejor en tu rutina de maquillaje diaria.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.