Pies hinchados durante el embarazo

pies hinchados

Los pies hinchados durante el embarazo se debe a que el cuerpo están reteniendo más agua de lo habitual. Hacia el final del día, el exceso de agua tienen acumularse en las partes bajas del cuerpo, sobre todo si hace mucha calor o si se ha estado de pie durante mucho tiempo. A pesar de que la hinchazón gradual no es perjudicial para la madre o el bebé, en realidad es una condición que puede resultar bastante incomoda.

Para evitar los pies hinchados durante el embarazo, se recomienda evitar permanecer mucho tiempo de pie, llevar calzado cómodo, así como evitar correas ajustadas o cualquier otro elemento que pueda causar molestia si los pies se hinchan. También se debe intentar colocar los pies en una posición inclinada de tal manera que se pueda descansar.

Las mujeres embarazadas con pies hinchados pueden hacer ejercicios en posición de pie o sentadas para mejorar la circulación sanguínea, reducir la hinchazón en los tobillos, así como para prevenir los calambres en los músculos de la pantorrilla. Ahora bien, cuando la inflamación en los pies aparece de repente, entonces puede tratarse de una condición del embarazo llamada preeclampsia, en cuyo caso se recomienda acudir lo más pronto posible al médico.

Para determinar si se trata de preeclampsia, hay que reconocer ciertos síntomas que identifican esta condición, los cuales incluyen dolor de cabeza intenso, problemas con la visión, como la visión borrosa, además del dolor severo justo debajo de las costillas, así como los vómitos. La preeclampsia también es más frecuente en personas de 40 años o más, que nunca han tenido hijos o que tienen un historial familiar de este padecimiento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *