Pierde 2 Kg en una semana con la dieta de la alcachofa

dieta de la alcachofe

Para muchos, las alcachofas son hortalizas deliciosas, fáciles de cocinar y que además son buenas para el organismo. Además ahora pasa a ser la protagonista de una dieta que promete perder hasta 2 kilos en tan solo una semana. ¿Qué hay de cierto en esta afirmación?, ¿realmente funciona esta dieta?…

Sabemos que estas verduras tienen muchas propiedades nutricionales y parece ser que por estas propiedades resultan ser ideales para quienes quieren adelgazar. Si pensamos en su elevado contenido en fibra y agua vemos lógico que pueda servir para adelgazar.

Además, se trata de una dieta rápida (dura entre 3 días y una semana como mucho), equilibrada y que permite perder peso sin tener que pasar hambre y sin mucho esfuerzo. ¿Quién no se sumaría a una dieta así para ir bajando esos quilos de más?

La dieta de la alcachofa es una de las más seguidas en nuestro país. Se basa en una larga lista de propiedades beneficiosas para el organismo, que a su vez, nos permite perder peso en muy poco tiempo. Es de esas dietas milagro que debemos coger con pinzas. No me canso de decir que los milagros no existen, y mucho menos cuando queremos bajar de peso.

Pese a sus beneficios, esta dieta tiene tanto detractores como gente a favor. En este artículo veremos las ventajas y los riesgos para que decidáis si vale la pena o no elegir este método para adelgazar.

dieta de la alcachofa

¿Qué tienen las alcachofas que nos hacen perder peso?

Las alcachofas tienen muy pocas calorías, por cada 100 gramos de producto tenemos 44 calorías. Se pueden consumir solas o con otros alimentos. De hecho, lo ideal es combinarla con otros alimentos para acabar de complementar la dieta.

Los nutrientes de esta hortaliza que nos permiten adelgazar se encuentran básicamente en las hojas. A continuación os nombro aquellos que permiten que bajemos de peso:

  • El primer componente de las alcachofas es agua.
  • El segundo componente en cuanto a cantidad son los hidratos de carbono, destacando la fibra. Son una excelente fuente de fibra. De hecho, contienen una cuarta parte de la fibra vegetal que deberíamos tomar a diario. Esto nos hace sentir llenos rápidamente y así evitamos consumir más calorías.
  • Las alcachofas también contienen cinarina, conocida porque inhibe la formación de colesterol y ayuda a mejorar la circulación. Por eso se usa también este tipo de dietas para personas con problemas de celulitis.
  • Destaca también la cantidad de silimarina que tiene, protegiendo y fortaleciendo nuestro hígado.
  • Son diuréticas. Eso significa que ayuda a nuestro organismo a eliminar la retención de líquidos, impurezas y toxinas.
  • Son pobres en grasa pero ricas en potasio y fósforo. Son buenas para nuestros músculos, sistema nervioso, huesos y dientes.

Otros beneficios de la dieta de la alcachofa

Comer alcachofas es bueno para nuestros riñones y vesícula por su efecto detoxificante. Además sentimos la barriga menos hinchada y al tener efecto contra la retención de líquidos mejora la sensación de pesadez en las piernas.

Se aconseja su consumo en personas con colesterol o azúcar elevado y si se tiene que depurar el hígado. Esto se debe a que la alcachofa tiene muy pocas calorías y muchas fibras y tiene un índice glucémico muy bajo, lo que la convierte en un alimento especialmente indicado para personas con diabetes.

Riesgos de la dieta de la alcachofa

Si fuese tan ideal como parece, ¿por qué no seguir esta dieta siempre?, ¿por qué limitarlo a una semana? Si seguimos esta dieta más allá de una semana tendremos problemas serios de salud porque nos faltarán nutrientes esenciales.

Entre que las alcachofas no tienen muchos nutrientes y que eliminando líquido también se eliminan nutrientes debemos ajustar esta dieta a 3 días o máximo una semana. No se debe superar nunca la semana de dieta. Es más, en esta semana se debe añadir algún alimento que complemente la dieta como por ejemplo fruta, verdura, productos lácteos, arroz… Os daré un ejemplo de dieta de la alcachofa.

Se pueden perder un par de kilos en una semana. Pese a ello, al acabar la dieta y si no cambiamos los hábitos alimenticios, es muy probable que suframos el temido efecto rebote. No solo recuperamos los kilos perdidos sino unos cuantos más. Eso ocurre con cualquier «dieta milagro», y esta, lo es.

Plato de alcachofas

Es importante recordar que antes de hacer cualquier dieta hay que tener presente que deberemos cambiar nuestros hábitos alimenticios, y no de forma puntual, para siempre. Y que aparte de las dietas se debe hacer siempre ejercicio, aunque sea caminar a paso ligero una hora al día. Sin estos cambios, ninguna dieta funciona.

En definitiva, la dieta de la alcachofa, puede ser un peligro para la salud si no lo hacemos bien. Es una dieta tan baja en calorías que a medida que pasan los días nos vamos debilitando y perdiendo energía. Además no consumimos proteínas ni grasas esenciales, y el cuerpo se desequilibra notablemente. Por eso se deben añadir alimentos que aporten este tipo de nutrientes al cuerpo.

Aun así, es posible realizar un tipo de dieta más saludable con la dieta de la alcachofa si se combina adecuadamente con otros alimentos. Necesitamos aportar nutrientes esenciales a dicha dieta y seguir un tipo de dieta más equilibrada. Por eso es aconsejable acudir a un especialista para que nos guíe sobre cómo combinar los alimentos para seguir esta o cualquier otra dieta, sin que sea perjudicial para nuestra salud.

plato de alcachofa

¿Cómo preparar el menú para la dieta de la alcachofa?

Puedes comerla cruda en ensaladas, al vapor, con un poco de limón o en forma de infusión o decocción.

No existe un solo tipo de dieta de la alcachofa, la puedes diseñar como te guste siguiendo unas pautas. Cada dia debe tener 5 comidas:

  • un desayuno ligero: 1o 2 frutas con café con leche desnatada o una infusión.
  • un almuerzo antes de comer aún más ligero: yogur desnatado o un puñado de frutos secos.
  • la comida, que será el plato principal del día. Podemos acompañarlas de verduras al vapor o hacer ensaladas. Se pueden gratinar con queso desnatado o hacerlas con jamón cocido o magro. Un par de días de la semana podemos añadir pescado y carnes blancas, como el pollo.
  • una merienda muy ligera: 1 pieza de fruta, a evitar el plátano.
  • y la cena, el segundo plato más importante del día: alcachofas asadas o con acelgas o algas. Lo podemos acompañar de infusiones, lácteos y quesos bajos en grasa.

Las 5 comidas no tienen por qué tener alcachofa. Se recomienda su consumo en los platos principales, es decir, la comida y la cena. Los 3 o 7 días que dure la dieta deben tener comida variada para captar distintos nutrientes.

aceitunas-alcachofas-jamon

1 semana de dieta de la alcachofa

Os dejo un ejemplo de una semana de dieta de la alcachofa en cuanto a la comida y la cena, los platos principales del día:

Lunes:

Comida: 100 g de tagliata de ternera, 100g de alcachofas, una ensalada de rúcula y achicoria roja y una naranja.

Cena: tortilla de corazones de alcachofa con huevo, 150 g de corazones de alcachofa, 50 ml de leche, 150 g de patatas con perejil y 2 mandarinas.

Martes:

Comida: 50 g de arroz con 100 g de alcachofas aderezadas con el jugo de medio limón, 1 cucharadita de aceite, una cucharada de queso parmesano, una ensalada de corazones de escarola y un pequeño racimo de uvas.

Cena: ensalada con 150 g de alcachofas, 50 g de jamón cocido, 30 g de emmental, 100 g de ensalada belga, 150 g de hinojo en ensalada y una pera.

Miércoles:

Comida: 60 g de espaguetis con 200 g de alcachofas, 15 g de parmesano, una ensalada de lechuga, tomate y rábanos y 2 mandarinas.

Cena: 300 g de corazón de alcachofa, ensalada verde con remolacha, ensalada de kiwis, manzanas y naranjas.

Jueves:

Comida: 150 g de rabadilla de ternera, 200 g de alcachofas, 200 g de patatas hervidas y una pera.

Cena: 200 g de tomate alcachofas, una ensalada verde mixta y un pequeño racimo de uvas negras.

Viernes:

Comida: 50 g de pasta con 60 g de atún natural y 100 g de corazones de alcachofa, una ensalada de lechuga y dos kiwis.

Cena: una rica ensalada con 250 g de alcachofas y 200 g de gambas, 150 g de brócoli al vapor y una macedonia de peras, naranjas y mandarinas

Sábado:

Comida: 150 g de alcachofas al horno, un huevo, una ensalada de judías verdes y remolacha y una manzana.

Cena: 60 g de carpaccio (al gusto), 100 g de alcachofas, 20 g de parmesano, ensalada de judías verdes y 2 mandarinas.

Domingo:

Comida: 100 g de filete, 100 g de alcachofas y 1 una pera.

Cena: 300 g de corazón de alcachofa, ensalada verde con remolacha, ensalada de kiwis, manzanas y naranjas.

¿Queréis conocer más dietas? Echadle un vistazo a mi perfil y podréis ver todas las dietas que vaya subiendo :).

Si te ha gustado este artículo ¡no dudes en compartirlo con tus amistades! :). Si tienes cualaquier duda deja un comentario y te responderemos encantados lo antes posible.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.