Piel seca, conoce tu tipo de piel

Piel seca, conoce tu tipo de piel

La piel de cada mujer tiene sus particularidades y por tanto necesita cuidados específicos. En esta nota podrás encontrar la información necesaria para determinar si tu cutis es seco, de este modo te será mucho más sencillo encontrar productos adecuados para ti y así conseguir los resultados esperados.

La piel seca, también llamada alípica o deshidratada, es un tipo de piel que comúnmente suele mal diagnosticarse. La piel seca puede ser alípica (carencia de secreción sebácea necesaria) o deshidratada (carente de agua).

¿Cómo se presenta la piel seca en el rostro?

Este biotipo de piel se da en personas de piel fina, presentan un cutis terso y estirado con el aspecto y el brillo característicos de un pergamino. Suelen presentan lesiones como irritaciones y fragilidad capilar (telangiectasias) en las zonas de las aletas de la nariz, mejillas y maxilares.

Las arrugas o líneas de expresión se ven marcadas, y cuando se las observa con lupa, estas pieles presentan una superficie agrietada, con eczemas y dilatación de los folículos.

Curiosamente al tacto no presentan una alteración en la untuosidad de la piel, pero sí se notan poco elástica, algo áspera y ciertamente mucho más delgada y delicada. Las personas con piel seca tienen una marcada tendencia a la irritación y no soportan los cambios ambientales. Los cambios medioambientales hacen a la piel más susceptible, con la aparción de algunos granitos y de rojeces.

Piel seca, conoce tu tipo de piel

Características de la piel seca

  • La secreción de sebo es escasa, también puede estar deshidratada.
  • Es muy frecuente en mujeres y las causas son tanto externas como internas.
  • El aspecto es mate y marchito, se descaman con facilidad.
  • Los poros son casi imperceptibles y tienen arrugas a temprana edad, comenzarán a expresarse como unas líneas o grietas finas.
  • La piel es áspera al tacto y realmente fina.
  • No es una piel que tenga protección natural por eso no soporta los climas bruscos ni los jabones. Se enrojece en lugar de broncearse y tienen mucha tendencia a las irritaciones.
  • Se siente una gran tirantez en la piel, como si no fuese lo suficientemente elástica.
  • Aparecen picores debido a la sequedad.
  • La descamación se puede presentar, con síntomas leves a graves.
  • Piel áspera y rugosa al tacto, al pasar la mano parecerá papel de lija.
  • El color de la piel se presenta rojiza o blanca a grisácea si la piel es morena.

Causas de una piel seca en el rostro

Si después de las características descritas sientes que tu piel está seca, tendrás que hacer un diagnóstico de cuáles son las causas. Siempre hay que hacer una valoración para poder hacer el mejor cuidado especial que necesites. Descubre cuáles son las causas de una piel seca:

  • Condiciones climatológicas. Un ambiente seco y con mucho calor puede causar que la piel pierda parte de su humedad y se presente como una piel seca, áspera y escamosa.
  • La calefacción de la casa. La puesta de la calefacción hace que el ambiente se reseque y por lo tanto pierda parte de su humedad. Eso lo notaremos en tener una piel seca.
  • Un ambiente con poca humedad. La casa puede ser un medio dónde vives habitualmente y debido a la calefacción provoque este tipo de ambiente seco. Pero el clima exterior seco, frío, con poca humedad y rachas de viento, aumentará las posibilidades de que la piel sufra por tales consecuencias.

Piel seca, conoce tu tipo de piel

  • La edad también influye, ya que con el paso de los años tiende a perder elasticidad, menos sebo y ayuda a que las capas superiores de la piel se resequen.
  • No utilices agua muy caliente sobre la piel. Si te vas a lavar el rostro utiliza agua tibia. Cuando tomes duchas o baños calientes no esperes a que sean muy prolongados, ya que resecan mucho la piel.
  • El uso de jabones inadecuados también son la consecuencia de una piel seca. Muchos jabones no son los ideales para una piel seca y pueden empeorar mucho más su aspecto al arrastrar la suciedad junto a la grasa que mantiene la piel elástica e hidratada. El uso de agua dura también provoca sequedad, sobre todo cuando tiene un alto contenido en magnesio y calcio.
  • Beber poca agua. Puede que no consumas el agua suficiente para mantener hidratado el cuerpo. Intenta beber hasta 3 litros diarios para mantener una piel saludable e hidratada.

Otros factores que pueden causar la piel seca son: cuando se padece de diabetes, el pH está desequilibrado, hipotiroidismo, dermatitis atópica o seborreica, fumar demasiado.

Cómo mantener una piel hidratada y calmada

La piel seca no posee lípidos suficientes en sus capas por lo que es proclive a la descamación, lo que con el tiempo la vuelve tan fina y vulnerable. Es importante el aplicar diariamente una crema hidratante con buena cantidad de lípidos o grasa (dependiendo del caso) para que ayude que el agua penetre en la dermis y no se evapore con facilidad.

Utiliza cremas humectantes o hidratantes a diario

Las cremas que existen en el mercado tienen buenas propiedades. Muchas de ellas crean una barrera natural que ayudan a una retención del agua y humedad para que no se pierda. El tipo de crema que se ha de utilizar debe de contener ingredientes especiales como la avena coloidal, ácido hialurónico o ceramidas.

Otras cremas que también pueden funcionar son aquellas que contengan aceite de coco, manteca de karité o gel de aloe vera puro. No es aconsejable utilizar aquellas que contengan alcoholes, dioxano, petrolato, vaselinas, fragancias o colores artificiales.

Piel seca, conoce tu tipo de piel

Limpia la cara con un gel suave

Antes de aplicar la crema es aconsejable limpiar bien la piel, pero con un producto adecuado y que no reseque. Los componentes químicos, los que contienen fragancias y alcoholes son los que resecan en mayor medida.

Utiliza productos de limpieza que son aconsejables para pieles seca y evita aquellos que contengan ingredientes característicos como: parabenos, dietanolamina (DEA), monoetanolamina (MEA), lauril sulfato de sodio (SLS) o trietanolamina (TEA).

Consejos para evitar la piel seca

Ya hemos aplicado algunos de los consejos para mantener la piel hidratada. Todos los días se puede hacer un seguimiento para mantener la piel en condiciones. Hay que lavarse la cara diariamente con un jabón específico para piel seca, si puede ser con agua tibia. Después aplicar una crema hidratante y que llegue a contener un protector solar.

Hay que limitar la toma de cafeína y dejar de fumar todo lo posible. Importantísimo hidratar bien el cuerpo con la toma de mucha agua a lo largo del día, aconsejable desde 3 litros diarios. No tomar el sol directamente en el rostro y evitar usar bronceados artificiales.

Si la piel no mejora con la serie de consejos y mediante remedios caseros, se ha de hacer una consulta médica para que lo derive al dermatólogo. De esta forma se hará una valoración específica dónde se prescribirá un tratamiento y entre ellos una crema especial para la piel seca.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.