Pie de atleta: Conoce los síntomas y aprende a tratarlo

pie de atleta

El pie de atleta es una infección causada por un hongo y que, por regla general, comienza entre los dedos de los pies. Como bien sabemos, los pies están expuestos a este problema debido a que su ambiente suele ser cerrado y húmedo, por culpa de los zapatos que usemos, o bien por la práctica de otros hábitos que propician el contagio.

Al ser algo bastante más común de lo que pensamos, debemos tener claros cuáles son sus síntomas y cómo debemos tratarlo para olvidarnos de él. Por eso, tenemos que ponernos siempre en buenas manos, buscando el mejor remedio para que el pie de atleta no vuelva a aparecer en nuestra vida.

¿Qué es el pie de atleta?

Ya hemos avanzado que el pie de atleta es una infección fúngica. Es decir, todas aquellas que están provocadas por un hongo. Este tipo de infecciones son muy contagiosas, de ahí que no es de extrañar que quienes comparten vestuarios o están con frecuencia descalzos en piscinas duchas públicas, sean más propensos a sufrirlos. También es común en quienes no utilizan calzado adecuado que ayude a ventilar el pie, quienes usas zapatos cerrados sin calcetines o aquellas personas con sudoración excesiva en los pies.

Síntomas del pie de atleta

En un primer momento, notaremos una picazón entre los dedos de los pies, las plantas e incluso los laterales de esta zona. Al comprobarlo, la erupción cutánea será más que visible, por lo que nos daremos cuenta rápidamente de que algo ocurre. El picor irá a más cuando llegamos a casa, retiramos los zapatos y los calcetines o medias. Poco a poco, la piel tiende a secarse, formando escamas. Si no aplicamos el tratamiento para el pie de atleta, entonces el problema irá a más, llegando a notar inflamación en la zona y además de úlceras en los casos más extremos.

Cómo tratar el pie de atleta

Si sufrimos de pie de atleta, debemos hacer es optar por un buen tratamiento. Sí, sabemos que los remedios caseros están a la orden del día, pero no son eficaces ante un problema como el del pie de atleta. Lo que queremos no solo es que desaparezca, sino tratarlo de raíz, para que no vuelva a salir. Para ello, contamos con los mejores productos farmacéuticos, con los que la infección irá disminuyendo hasta que nuestros pies recuperen su textura y salud. Ya que no es sencillo erradicarlo, y cuando no damos el paso correcto, hasta puede extenderse a otras zonas el cuerpo como las uñas.

El pie de atleta se contagia fácilmente si no tomamos las previsiones necesarias y, además, si no lo tratamos adecuadamente acabará por retomar de forma frecuente. Por eso, se recomienda administrar un tratamiento para el pie de atleta farmacéutico, como la crema para el pie de atleta Scholmed, de Scholl, que al contener Terbinafina combate eficazmente la infección por hongos en los pies en tan solo 7 días.

scholmed crema

Este producto está indicado para mayores de 18 años, lee las instrucciones y consulta al farmacéutico. Scholmed es un medicamento de Reckitt Benckiser Healthcare S.A

Prevención y recomendaciones a tener en cuenta

Aplica el tratamiento de manera correcta

Tenemos que recordar que cuando usamos un producto como el mencionado, siempre debemos leer bien sus instrucciones, para poder aplicarlo de la manera correcta. Porque, aunque no nos lo parezca, también este paso es vital para la curación de nuestro problema.

Protege tus pies en lugares públicos

Por otro lado, y como prevención, debemos evitar el caminar descalzo por sitios públicos como pueden ser la piscina o zonas de baños y saunas. Debemos mantener nuestros pies secos y sobre todo, en la zona entre los dedos.

Usa calzado que transpire

Es totalmente vital para que nuestros pies no lleguen a soportar la humedad durante horas. Un calzado que transpire y el cambiar los calcetines o medias de manera regular, es otro de los pasos para prevenir. Además, recuerda no usar siempre los mismos zapatos, intenta alternarlos.

Mejor el algodón

A la hora de elegir unos calcetines, opta siempre por los de algodón. La idea es que protejan los pies y los mantengan secos. Por lo que debemos cambiarnos todas las veces que sean necesarios si así nos los requieren nuestros pies.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.