Periodontitis, qué es y cómo puedes prevenirlo

La periodonditis es una enfermedad infecciosa e inflamatoria que se asocia a las encías que afecta a los tejidos blandos, ligamentos y huesos que sostienen los dientes. En ocasiones, la periodontitis puede ser muy agresiva y provocar la pérdida de piezas dentales, aunque para que eso suceda debe darse algunos factores, que están relacionados con la acumulación de sarro sobre la superficie dental.

Cuando el tejido óseo que rodea las piezas dentales todavía no está afectado, solo produce una inflamación superficial de las encías, esto se conoce como la gingivitis, se trata del primer estadio de la periodontitis. Si no se corrige, podría ir a peor y afectar a los dientes. 

Revisiones con el odontólogo.

Es aconsejable reconocer los primeros síntomas, como el enrojecimiento y el sangrado de las encías, ya sea provocado por el cepillado o sin hacerle nada. Actualmente existe un tratamiento que permite que esto se mantenga a raya y no derive en algo peor, como es la limpieza higiénica bucal profesional de forma anual o semestral, y el seguimiento de las instrucciones de higiene oral básicas, suele ser suficiente para controlar ese trastorno.

Cuando la gingivitis no se controla y no se toman medidas, el trastorno puede evolucionar a una periodontitis, donde ya se aprecia pérdida de tejido óseo y de soporte de las piezas dentales.

¿Qué es la periodontitis?

También se conoce como la enfermedad de las encías. Es una grave infección de las encías que daña el tejido blando, que si no se pone remedio, puede llegar a destruir el hueso que sostienen los dientes. Esto puede hacer que los dientes se aflojen o que se pierdan.

Es una enfermedad muy común y la ventaja que tiene es que puede prevenirse en gran medida. Suele ser el resultado de una mala higiene bucal. Dos cepillados al día, utilizar hilo dental diariamente, y hacerse revisiones dentales con regularidad, así puede reducir en gran medida la aparición de esta enfermedad.

Según el grado de afectación, observamos varios niveles: 

  • Periodontitis inicial.
  • Moderada.
  • Avanzada.
  • Necrosante.

Cómo se diagnostica la periodontitis

Si presentas alguna molestia en las encías, como sangrado, dolor o sospechas que puedes tener ya sea gingivitis o periodontitis, lo que debes hacer es acudir a un especialista dental.

  • Así podrá realizar un historial clínico de tu condición bucal, llevará a cabo ciertos estudios que relacionan la periodontitis con trastornos cardiovasculares, diabetes o partos prematuros.
  • Examinará la boca para verificar si se tiene acumulación de sarro y valorar si existe sangrado en las encías y otros síntomas.
  • Si fuera necesario, se llevarán a cabo radiografías dentales para verificar si se ha perdido la masa ósea que sujetan los dientes.

La periodontitis hace perder dientes.

Estos son los síntomas de la periodontitis

Los primeros síntomas de la periodontitis en los que nos tenemos que fijar son:

  • Sangrado de encías. 
  • Las encías están enrojecidas e inflamadas. 
  • Retracción de las encías.
  • Tener pus en las encías.
  • Mal aliento, halitosis.
  • Cierta movilidad en los dientes. 

El mejor tratamiento para la periodontitis

El especialista es el que debe realizar el tratamiento para evitar que la periodontitis se desarrolle más allá. El odontólogo, una vez que ha evaluado la situación, procederá a hacer el tratamiento básico a través de la eliminación de los depósitos de sarro acumulados y realizar una profunda limpieza, por debajo de las encías y alrededor de cada uno de los dientes.

Para que esto no se desarrolle y vaya a peor, debe llevarse a cabo una importante prevención, donde se debe higienizar mucho más y se debe evitar el consumo de tabaco.

Tratamientos no quirúrgicos:

  • Raspaje y alisado radicular: es un procedimiento donde se debe eliminar la placa bacteriana y el sarro acumulado en la superficie de los dientes.
  • Tratamiento farmacológico: aquí se valora cada caso según el estado periodontal y de salud general que presente cada paciente. Se emplean enjuagues bucales, en ocasiones, los antibióticos que ayudan a controlar la infección bacteriana.

Tratamientos quirúrgicos:

Por otro lado, existen otros tipos de cirugías periodontales que permiten tratar esta periodontitis.

  • Tratamiento de recesión de encías. 
  • Cirugía periodontal ósea. 
  • Injertos de tejido blando.
  • Injertos de tejido óseo.

Prevén la periodontitis de forma eficaz

Los tratamientos periodontales deben ser individuales y requieren un seguimiento particular para cada persona, ya que se debe adaptar a cada caso en concreto dependiendo del tipo de paciente. Las visitas de mantenimiento periódicas son esenciales para comprobar la evolución del tratamiento y eventualmente, eliminar nuevos depósitos de sarro y placa bacteriana.

Los controles periódicos y la limpieza debe ser la clave para evitar que la periodontitis esté presente en tu vida, por eso debes seguir los siguientes pasos:

  • Visita a tu odontólogo con frecuencia, siempre que él te lo indique, al menos una vez al año.
  • Cepíllate los dientes después de cada comida. 
  • Utiliza enjuague bucal. 
  • No dejes de usar el hilo dental al menos una vez al día.
  • Cambia de cepillo cada tres meses. 
  • Evita fumar y modera el consumo de alcohol.

Esta enfermedad periodontal, aparece cuando los tejidos que dan soporte a los dientes se inflaman debido al conjunto de bacterias que hay. Para prevenirlo, se debe eliminar la placa bacteriana que se acumula entre los dientes y las encías, por eso, el cepillado diario es tan importante, igual que el uso del hilo dental y el cepillo interproximal.

Lo mejor es utilizar cepillos suaves para no dañar las encías, cambia los cabezales cada tres meses ya que el efecto de las cerdas del cepillo se pierde.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.