Perfecta para ir a la oficina

¿Cuántas veces nos hemos levantado, hemos mirado dentro del armario y hemos llegado a la misma conclusión todos los días? ¡No tengo nada que ponerme! Esta será, quizás, una de las frases más dichas por todas cuando de elegir prendas se trata. Y cuando nuestro trabajo se desempeña en una oficina, quizás más aún. ¿Por qué? Porque no trabajamos de cara al público (o al menos no siempre) pero debemos ir impecables; porque debemos guardar cierta formalidad a la hora de vestir (camisas, traje de chaqueta, etc.); porque no nos vale la socorrida frase de “con cualquier cosa que me ponga ya voy bien”.

Y es en esos momentos complicados de difícil decisión-elección de ropa mañanera, que “envidiamos” a aquellos que tienen uniforme para trabajar (¿o no).

Para que esto no te suceda más, o al menos, no con tanta frecuencia, vamos a daros una serie de tips y consejos para que estés siempre perfecta para ir a la oficina. De ti dependerá luego, llevarlos a cabo o no…

Consejos y ‘tips’ para elegir las prendas correctas

  1. Siempre deberás contar con uno o dos trajes de chaqueta completos. Esto te facilitará bastante, al menos, la elección del vestuario para un día a la semana. No es la forma más creativa para vestir pero al menos es cómodo de elegir sin quebrarnos demasiado la cabeza.
  2. Convierte a las ‘blazers’ en las estrellas de tu armario. Una chaqueta bonita, o como se le conoce actualmente, una ‘blazer’ nos salvará de más de un apuro. Son elegantes, son modernas, y combinadas con un vaquero pitillo y unas camisetas básicas de algodón dan un toque super formal al look. Por ello estaría bien tenerla en dos o tres colores: dos neutras y una más colorida y primaveral. ¿Que os parece una negra y otra blanca para las blazers de tonalidad neutra? La de color tienes infinidad para elegir: amarillo, azul eléctrico, rosa palo, fucsia, etc.
  3. Parkas o gabardinas, para este tiempo primaveral, son la mejor opción para llevar encima. Aunque ya va haciendo cada vez más calor, aún las mañanas son frescas. Si no sabes qué ponerte por encima, elige una gabardina o parka militar tan de moda actualmente.
  4. Zapatos bonitos pero cómodos. Seguro que son muchas las horas que pasas en la oficina, y todas sabemos que ir elegantes y bien vestidas no siempre está reñido con la comodidad. Por ello, te aconsejo que elijas unos zapatos bonitos pero también cómodos. Los tacones tipo stilettos son muy monos y visten mucho, pero sinceramente, ¿puedes aguantarlos más de 4 horas puestos? Si es así, mi más sincera enhorabuena.
  5. Llena tu armario de camisas: lisas, con estampados florales, de rayas, etc. Es otro top imprescindible para cualquier look de oficina que se precie. Visten mucho y son muy socorridas.
  6. Algunos complementos básicos. En cuanto a complementos no necesitamos ir decoradas como árboles de Navidad, por lo que con unas buenas gafas de sol, unos pendientes sencillos y un buen bolso-cartera, debería bastar. Eso sí: ponte siempre lo que más cómodo te resulte a ti, siempre y cuando, se ciña a lo estipulado por la empresa para la que trabajes.

¿Qué te parecen estos consejos para ir perfecta a la oficina? ¿Los sigues? ¿Cuál o cuáles añadirías tú a la lista?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *