Pelo liso, cómo reducir el daño del planchado (II)

pelo liso

El pelo liso queda estupendo, pero siempre y cuando esté sano y fuerte, porque de lo contrario el resultado no es para nada favorecedor. En este post sigo enseñándote cuáles son las condiciones que debes tener en cuenta a la hora de alisar el pelo para evitar el daño por el planchado.

No olvides visitar la primera parte del post: pelo liso como reducir el daño del planchado

La temperatura

La temperatura de la plancha debe coincidir perfectamente con la textura del cabello. Lo primero es siempre identificar el tipo de cabello, y después decidir si la plancha se ajusta en caliente, moderada o suave.

Los estilistas recomiendan el uso de un máximo de 180 grados para el cabello fino y /o dañado, 190 -210 grados para el cabello muy grueso, y 180 a 190 grados para el pelo normal.

Material y tamaño de la plancha del pelo

El material de la plancha también tiene un papel crucial a la hora alisar el pelo. Además de la temperatura adecuada, también debe ser de cerámica o de turmalina, y es importante conocer la amplitud correcta del dispositivo con el fin de evitar cualquier daño.
La regla es elegir una plancha amplia si el pelo llega más allá de los hombros, y quienes tienen el pelo corto, pueden optar por una más normal.
Estos son factores importantes porque la aplicación inapropiada de una plancha de pelo podría causar rotura del cabello.

Planchar por secciones

Un consejo final, pero no por ello menos importante, es que se debe trabajar por secciones. Esta forma de trabajo además de aumentar la eficiencia de la plancha, ayuda a proteger el pelo de los daños.
Separa la melena en mechas de poco grosor, para poder alisar el pelo de una o dos pasadas y que además quede bien liso. De este modo pasarás la plancha menos veces sobre la misma sección de pelo, lo que reduce daños y mejora el resultado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *