Pelirrojas, castañas, rubias y morenas: secretos para protegerse del sol

Cuidado con el solAprende los cuidados específicos en función de la calidad y tu tipo de piel, tu estilo de vida y el destino elegido para tus vacaciones. Autobronceadores, activadores, protectores de amplio espectro y maquillaje solar, son algunas de las opciones para convertirte en morena en la medida justa y protegiendo tu piel.

Pelirrojas:
Si eres pecosa, con la piel transparente y los ojos claros, seguramente no tienes mucha compatibilidad con el sol, te quemas siempre y nunca te bronceas. Te recomendamos que evites la radiación directa, para disminuir el riesgo de canceres cutáneos, pues tu tipo de piel te hace más vulnerable a desarrollarlo.

  • En la playa: convierte a los sombreros, los anteojos y las sombrillas en tus mejores aliados y apuesta por los autobronceadores y el maquillaje solar. Evita exponerte al sol en horas centrales y renueva la aplicación del protector cada dos horas.
  • En la montaña: utiliza protección solar intensiva sobre todo si practicas deportes de invierno. Recuerda que en la alturas, el peligro de quemadura aumenta un 4% cada 300 metros.
  • En la ciudad: aunque la polución sorprendentemente produce un efecto positivo en tu piel, actuando como filtro entre ésta y el sol, no te confíes y aplica protección solar cada mañana.

Castañas:
Piel clara y cabello castaño, te quemas con facilidad, pero si insistes en tomar sol, logras un bronceado claro.

  • En la playa: huye de las horas centrales del día. Para broncearte sin dañar tu piel, lo más recomendable es comenzar con un producto de alta protección e ir bajando gradualmente su índice.
  • En la montaña: aplícate protector aunque el día esté nublado, pues los rayos solares siguen afectando tu piel aunque no los percibas. Los primeros días puedes ayudarte con un maquillaje bronceador para darle un poco de color a tu piel.
  • En la ciudad: utiliza una crema protectora con un mínimo de protección SPF 15, durante todo el año. A la larga, tu piel te lo agradecerá.

Rubias:
Piel clara y cabello rubio. Te cuesta mucho broncearte y te quemas con frecuencia. Necesitas una protección solar alta y paciencia para alcanzar un ligero bronceado.

  • En la playa: los rayos son verticales por lo que hacen más daño. Utiliza una alta protección y ten mucha paciencia porque tu piel necesita tiempo para obtener un leve dorado.
  • En la montaña: no te confíes, el sol sigue actuando aunque haya nubes. Apuesta por un maquillaje que incluya filtros solares para reforzar la protección y darte un poco de color.
  • En la ciudad: recuerda que el sol afecta tanto en verano como en invierno. Acostúmbrate a utilizar protección solar antienvejecimiento a diario.

Morenas:
Cabello negro y ojos oscuros, te bronceas con mucha facilidad y no te quemas casi nunca.

  • En la playa: ten en cuenta las actividades que vayas a realizar y elige las texturas que mejor se adapten a éstas. Empieza por una alta protección y disminúyela gradualmente a medida que te vas bronceando.
  • En la montaña: una protección sola SFP 15, será suficiente para protegerte del sol, siempre y cuando renueves su aplicación.
  • En la ciudad: utiliza una crema de día con protección solar. Ésta y el uso del maquillaje que actúa como una barrera, son suficientes para mantener tu piel bien protegida.

Categorías

Belleza

Mujeres con Estilo

Mujeresconestilo era una web sobre belleza, moda, salud y otros consejos para la mujer. Actualmente está integrada dentro de Bezzia.com para... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *