Peeling químico, ácidos para manchas

peeling

El peeling químico es un procedimiento cosmético que ayuda a mejorar la apariencia de la piel ya que produce una estimulación del colágeno y sirve para tratar problemas como el fotoenvejecimiento, manchas faciales, piel seborreica, acné, cicatrices, arrugas finas, piel engrosada, etc.

El peeling químico se realiza con diferentes tipos de ácidos de variadas concentraciones, dependiendo del caso particular a tratar. En el caso de las manchas faciales, los ácidos recomendados son:

Acido kojico:

Este es un ácido para peelings enzimáticos, al no ser fotosensibilizante, se puede usar durante el verano.

Tiene un efecto despigmentante y antiséptico, lo que lo hace apropiado para pieles manchadas y acneicas ya que impide la proliferación de hongos y bacterias en la piel. Otro de sus efectos es de una poderosa acción antioxidante.

Si el ácido kójico viene en preparaciones con ácido glicólico o vitamina C, solo se lo puede emplear en los meses donde no haya exposición solar.

Acido Glicólico:

Este es uno de los ácidos más empleados en la cosmética para mejorar la apariencia de la piel, sobre todo en los casos de pieles acneicas.

Es un ácido que proviene de la caña de azúcar y al tener moléculas pequeñas, penetra muy profundo en la piel. Es idóneo para manchas, pero no todas las pieles lo toleran, no se debe aplicar en pieles sensibles a menos que sea en concentraciones bajas.

Ácido Salicílico:

Este ácido limpia y exfolia la piel. Es muy usado para pieles de adolescentes que se caracterizan por un exceso de sebo y acné.
Se tiene que emplear de forma combinada con otros ácidos para quitar las manchas.

Ácido Retinoico:

Este ácido es un excelente despigmentante, pero a su vez es apropiado para pieles con acné vulgaris, comedones, pápulas y pústulas.

También se emplea para tratar pieles maduras con fotoenvejecimiento, heliodermatosis, hipercromías e hiperqueratosis.

Es uno de los ácidos más fotosensibilizantes que existen, por tanto cuando se inicia el tratamiento es indispensable el evitar todo contacto con los rayos solares y usar pantalla solar todo el día.

Acido Tricloroacético (TCA)

Este ácido es para tratar casos de manchas intensas y más profundas, daño solar, cicatrices de acné severo, arrugas, foto envejecimiento y rugosidad. Dependiendo de su concentración, puede llegar a penetrar la capa basal de la epidermis, llegar a la papilar y extenderse a la dermis reticular superior.
Cuando se emplea el TCA en concentraciones bajas como el 10 al 20%, se hace un peeling más suave que solamente afecta la capa superior de la piel. En estas concentraciones se puede aplicar en cuello y escote.
Ya cuando el TCA es del 30 al 40%, hablamos de un peeling mucho más profundo que llega a la dermis papilar. Esto solo lo puede hacer un médico.
Es muy fotosensibilizante, por lo cual después de aplicado es necesario usar protector solar durante varios meses de forma continuada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *