Pedicuría perfecta para pies bonitos

Si quieres lucir unos pies impecables pero no tienes tiempo de ir a la pedicura sigue leyendo porque hoy te enseñaré los pasos claves que tienes que seguir para embellecerlos en casa sin mayores complicaciones.

Primero tienes que contar con los materiales necesarios: sales para pies, cuenco para remojar los pies, piedra pómez, exfoliante, esmalte de uñas, laca de brillo, seca esmalte, quita esmalte, algodón, tijeras, palo de naranjo, loción para pies, tratamiento de masaje de pies, alicate.

Cómo hacer una pedicura perfecta

Quita todo rastro de esmalte de tus pies, limpia bien y seguidamente procede  llevar el cuenco con agua tibia y agrega las sales. Coloca los pies en remojo y relájate pero por lo menos 5 a 10 minutos.

Seca bien los pies,  empuja las cutículas de las uñas y recorta con la tijera o alicate. Después masajea con la loción prestando atención a la zona de los talones y todo sector que sientas áspero.

Mima tus pies y pule con la piedra pómez para eliminar callosidades y suavizarlos, puedes exfoliar la piel en caso que sea necesario.
Si deseas pintar las uñas puedes usar separadores de dedos para facilitar el proceso. Lima las uñas y aplica una capa base de esmalte de uñas para rellenar los bordes y superficies irregulares, después el esmalte elegido primer una capa dejando secar bien, y después la otra.

Para culminar con todo el procedimiento esparce una capa de esmalte transparente que de brillo y proteja el color. En caso de necesitarlo puedes usar un aerosol secador de esmalte que acelera el secado e impide accidentes.

Pues bien, una vez hecho todo esto ya puedes disfrutar de unos pies suaves, blandos y embellecidos. Ahora te encuentras lista para lucir tus sandalias favoritas en cualquier ocasión porque se ven y sientan muy bien.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *