Pautas para lucir una bonita espalda

Espalda bonita

Es en verano cuando más lucimos esta parte de nuestra anatomía que parece estar olvidada durante el resto del año bajo capas y capas de ropa. Así que comenzamos a preocuparnos por ella allá por mayo, pensando si lucirán bien los vestidos. Para lucir una bonita espalda hacen falta varias cosas. Desde los ejercicios a un cuidado de la piel diario para que luzca hidratada y suave.

La espalda es una zona que permanece muchas veces descuidada, pero que sale a la luz en verano, y es entonces cuando nos planteamos si está preparada para esos vestidos y tops de espalda descubierta que queremos lucir. Hoy os daremos unas cuantas pautas para lucir una bonita espalda, porque siempre estamos a tiempo de mejorar una parte de nuestro cuerpo con gestos diarios.

Ejercicios para la espalda

Ejercicios de espalda

Lucir una bonita espalda también es cuestión de hacer deporte. Aunque no le damos mucha importancia a la hora de ejercitarnos, porque siempre estamos pendientes de los glúteos, las piernas o el abdomen, esta parte de la anatomía también debe ejercitarse. Hay ejercicios específicos y máquinas de fitness para este fin, ya que la musculatura de la espalda es además muy importante. Hay mucha gente a la que se le acumula también grasa a los lados de la espalda, y esto se remedia con dieta equilibrada y ejercicios específicos.

Cuida la salud de la espalda

La espalda es una de las partes que más sufre durante nuestra vida. Las horas sentados o de pie, levantar peso y otras cosas hacen que la espalda pueda quedar dañada. Los ejercicios tienen de bueno que no solo lograremos una espalda bonita, sino también tonificada y fuerte, a prueba de lesiones. Hay que tener cuidado al levantar peso, utilizar siempre la postura correcta y en su caso utilizar faja de protección. Una espalda bonita también es una espalda sana.

Mejora tu postura

Espalda bonita

A veces la espalda no luce porque nuestra postura no es la adecuada, lo que también nos trae muchos dolores innecesarios. Deportes como el yoga y el pilates te ayudarán a tener una espalda con una buena postura y más sana. Además, estos deportes mejoran la musculatura y su elasticidad, por lo que la espalda parecerá más esbelta. Estos dos deportes mejoran mucho nuestro cuerpo y también sirven para tonificar, así que son de los más recomendados para la zona de la espalda. Otro que puede ser de gran ayuda para lucir una bonita espalda es la natación, con la que además no hay riesgo de impacto al realizarse en el agua.

Exfoliación e hidratación

Uno de los cuidados que deben ser diarios en la zona de la espalda es la hidratación. Es un lugar al que poca atención se presta, pero que se reseca como los demás, y por ello debemos usar una hidratante en ella, sin aceites en el caso de que tengamos granitos en esta zona para no fomentar la aparición de más. Para que la espalda se mantenga suave, la exfoliación debe hacerse unas dos veces por semana en casa, con un exfoliante  corporal.

Evita los granitos en la espalda

A muchas personas siguen apareciéndole granitos en la espalda. Hay que buscar la razón, ya sea estrés, mala alimentación u hormonas, para poder acabar con ellos. La limpieza y la exfoliación pueden ayudarnos a secar estos granitos. La época del verano también es perfecta, porque el sol y llevar la espalda al aire mejora mucho este problema.

Un buen bronceado

Por último para lucir una espalda perfecta en verano, siempre podemos coger un bronceado. Si no nos gusta exponernos al sol, lo mejor son los autobronceadores, que además quedan totalmente uniformes en la piel.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *