Pasos para crear una rutina de noche perfecta

Rutina de noche

A veces, llega la noche y no nos apetece pasar por una serie de rutinas de belleza antes de dormir. Porque antes de instalarla en nuestra vida, todas y cada una de ellas nos parecen bastante complicadas a la hora de hablar del tiempo. Pero no siempre tiene por qué ser así y por ello te dejamos con una serie de consejos que debes llevar a cabo para tu rutina de noche perfecta.

Ya que siguiendo los más básicos, tu piel estará mejor cuidada. Algo que necesitamos para poder disfrutar de un acabado más hidratado y para que nuestra piel se regenere. Por lo que así se mantendrá mucho más tiempo joven. Así que es el momento de comenzar para poder ver cuanto antes los efectos en nuestro rostro.

Rutina de noche: la limpieza

El primer paso siempre es la limpieza. Tanto si nos hemos maquillado como si no, la piel necesita de su rutina de higiene diaria. Por eso, puedes apostar por los limpiadores líquidos, por lo que son con formato de espuma o bien, en jabón. Sin olvidar los aceites limpiadores y los bálsamos. Pero sin duda, de todos ellos también tenemos que mencionar el agua micelar. Porque además de retirar todo tipo de suciedad también hidrata, así que, en un solo paso conseguirás todo lo que necesitas. Sin duda, es una manera rápida para ahorrar tiempo, tal y como nos gusta.

Cuidado facial

Uso del tónico tras la limpieza

Después de limpiar el rostro bien, necesitamos calmarlo un poco al mismo tiempo que lo vamos a refrescar. Así que, para eso tenemos un producto básico como es el tónico. Pero es que además, también ayuda a seguir limpiando, por si quedan algunas impurezas tras la limpieza inicial. Pero sin olvidarnos de que ayudará a cerrar los poros y que tu piel quede más que perfecta para poder seguir aplicando los mejores tratamientos.

Cuida la piel de la zona de los ojos

Como bien sabemos, las ojeras son una de las zonas más delicadas del rostro. Es una piel muy fina y puede dar lugar a ojeras más intensas o incluso a las temidas arrugas. Así que, tras la limpieza tampoco nos podíamos olvidar de ella. Así que, necesitas apostar por productos destinados a esta zona que aporten hidratación. Mientras aplicas dicha crema, nada como realizar un suave masaje para activar la circulación y mejorar el aspecto de la piel.

Limpieza facial

Aplicar el sérum

Dentro de la rutina de noche, nada como aplicar el sérum. Porque se ha convertido en uno de los productos básicos por excelencia. Ya que si bien hablamos siempre de la hidratación, el sérum nos la puede dar pero a mayores también cuenta con numerosos nutrientes que debemos tener muy en cuenta. Más que nada porque entre ellos mencionamos el colágeno o las vitaminas A, B o C. Sin olvidar el ácido hialurónico, que también debe estar presente porque es otro de los necesarios para una piel tersa y suave a partes iguales. Es muy sencillo de aplicar y se absorbe rápidamente.

Una buena hidratación

Es cierto que ya de por sí, el sérum es altamente hidratante. Pero además de él, hay que decir que necesitas de una crema altamente hidratante. Muchos de los problemas de la piel llegan a causa de deshidratación. Por lo que es conveniente tenerlo en cuenta y de ahí, dejarnos llevar por la crema que mejor se adapte a nuestro tipo de piel. Partiendo de ello, ya vemos que todos y cada uno de los pasos son realmente imprescindibles. Claro que así te pueden parecer muchos y mucho tiempo de dedicación. Pero te aseguramos que todo el proceso será mucho más rápido. ¿Es similar tu rutina de noche?


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.