Pasos para conseguir una piel radiante

Piel radiante

Los cuidados de la piel suelen comenzar cuando aparecen las primeras arrugas, pero lo cierto es que debemos cuidar nuestra piel desde mucho antes. La rutina diaria de belleza condicionará gran parte del aspecto de la piel y también tiene que ver con evitar el envejecimiento. Aunque una parte tenga que ver con la genética, es cierto que los cuidados de la piel ayudan.

Vamos a ver cuál debe ser la rutina diaria de belleza para cuidar todo tipo de pieles. Esta rutina nos ayudará a tener la piel mucho más joven y sana. Además, son pasos que no debemos saltarnos. Y también hablaremos de algún cuidado extra que siempre ayuda.

Desmaquilla la piel

Siempre debemos desmaquillar la piel al llegar a casa o en el momento en el que no necesitemos llevar el maquillaje. Estos productos sobre la piel pueden perjudicarla a largo plazo, aunque sea un maquillaje de calidad. Debemos desmaquillarnos con los productos que sean más adecuados para nuestra piel. Si hacemos esto siempre, podremos aplicar otros productos para cuidar la piel durante la noche.

Limpia en profundidad

Cuidados de la piel

La cara debe limpiarse para retirar los restos de maquillaje o también la suciedad del ambiente. Si vives en una ciudad incluso la contaminación puede perjudicar tu piel. Es por eso que se debe limpiar por la mañana y por la noche, con una limpiadora suave que respete el ph de la piel y no retire el manto de protección natural.

Haz un peeling

Este cuidado solamente se debe hacer de vez en cuando. Pero sin duda se ha convertido en todo un imprescindible para tener una piel suave. El peeling o la exfoliación lo que hace es retirar las células muertas. Después de un peeling también se absorben mejor los tratamientos, por lo que es el momento perfecto para aplicar un producto extra como pueden ser unas ampollas hidratantes o un sérum. Si lo hacemos antes de ir a la cama conseguiremos que el sérum haga su trabajo durante la noche.

Hidrata la piel

Hidratar la piel es un paso que casi nadie se salta, sobre todo si tenemos la piel sensible o seca. Pero es importante hacerlo después de tener la piel limpia y en buen estado, para que la hidratante penetre bien en la piel y la nutra. La hidratante se debe aplicar las veces que se necesite, ya que hay temporadas en las que la notamos más seca. También es habitual que si trabajamos en un ambiente seco notemos que la piel necesita mucho más hidratante. No hay que olvidar tampoco que la piel se puede hidratar en gran parte desde dentro, por lo que debemos beber mucha agua a diario y notaremos el efecto en una piel mucho más radiante.

Protección solar

Piel radiante

La exposición solar es uno de los factores que más pueden llegar a envejecer la piel, además de que conlleva unos importantes riesgos para nuestra salud. Hay que utilizar protección solar siempre. Si pensamos que nos olvidaremos de usar el protector podemos comprar cremas que lo lleven incorporado en su formulación, que hoy en día son la gran mayoría.

Cuida el contorno de ojos

El contorno de ojos es otra de las zonas más conflictivas a la hora de cuidar la piel, pues es una piel muy delicada en donde se notan las arrugas rápidamente. Se deben utilizar productos específicos para el contorno de ojos, que lo hidraten y lo cuiden. En esta zona también se pueden usar aceites como el de onagra o rosa de mosqueta, tan solo unas gotas, para hidratar y suavizar el contorno. Estos cuidados se tienen que realizar a diario para evitar la aparición de arrugas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.