Pasos para bañar a tu bebé

Una de las grandes dudas que tiene cualquier madre primeriza es la de la frecuencia con la de bañar a su hijo. Es importante que sepas que durante las primeras semanas de vida se suele limpiar con una esponja con jabón toda la zona del ombligo hasta que la herida termine por cicatrizar. A partir de ese momento ya puedes bañar a tu bebé en la bañera con mucho cuidado.

Te vamos a explicar más detalladamente cómo bañar a tu bebé, recuerda que un bebé no se ensucia mucho, pero tampoco tienes que bañarle cada día. Dos o tres veces por semana es más que suficiente.

Bañar a tu bebé

Antes de bañar al pequeño es aconsejable el tener bien limpia la bañera y todo lo necesario para poder bañar al bebé como es el caso del jabón para el cuerpo, la toalla o la esponja. Acto seguido es importante que la temperatura del agua sea la correcta para que el bebé se sienta a gusto a la hora de bañarlo y más aspectos a tener en cuenta.

El agua

Lo aconsejable es que el agua esté tibia ni muy fría ni muy caliente. Puedes tener a mano un termómetro para saber exactamente cuál es la temperatura del agua. Aunque una manera de saberlo sin necesidad de termómetro, es metiendo tu codo dentro del agua. Si toleras la temperatura, es que el agua está perfecta para el baño de tu pequeño.

La esponja

Coge una esponja especial para bebés y empieza a limpiar la cara con la misma. Es necesario que la esponja sea la correcta, es decir con una textura suave y especial para bebés. Si escoges una esponja de adulto o de una textura rugosa, podrías hacer daño en la delicada piel de tu pequeño.

El gel y el champú

También es importante escoger un gel correcto. No puedes utilizar un gel de baño de adultos o niños mayores, y ni mucho menos un champú para adultos. Estos productos aunque para nuestra piel pueden ser correctos, para los niños pequeños o los bebés, pueden tener sustancias químicas demasiado agresivas.

En este sentido, resulta primordial que escojas un champú adecuado a su pelo y su delicado cuero cabelludo. Existen champús especiales para los bebés y tendrás que optar por éstos. En caso de que tu bebé tenga costra láctea, entonces tendrás que hablar con tu pediatra porque probablemente tendrá que recomendarte un producto especial para el lavado de su cabello y poder tratar al mismo tiempo esta afección tan común en los bebés.

Por otra parte, también es necesario que tengas en cuenta el gel para tu pequeño. Igual que ocurre con el champú, es aconsejable escoger un gel corporal que sea adecuado para el uso de los bebés. Recuerda que su piel es muy delicada.

La toalla

Una vez que ya hayas bañado a tu bebé y esté limpio, tendrás que sacarle de la bañera con cuidado y secarle rápidamente para que no coja frío. No utilices una toalla normal de adulto porque suelen ser bastante ásperas.

Lo ideal es que optes por una toalla de tacto suave. Puedes encontrar en cualquier tienda de puericultura, toallas de baño con capucha para bebés que son ideales para secar a tu pequeño después de la hora del baño.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.