Pasos básicos para dejar de hacerse la víctima

Hacerse la víctima Hacerse la víctima es uno de los problemas que tienen muchas personas. Es cierto que en la mayor parte de los casos no es algo a propósito sino que viene por una serie de cualidades en sus vidas. Como bien sabrás, hacerse la víctima lo podemos definir como una queja constante hacia los demás, como si ellos tuvieran la culpa de todo lo que nos ocurre.

Además de esa culpa, es cierto que se busca el estar arropado y hasta la compasión de las personas que nos rodean. Muchas personas insisten en que se trata de una manera de llamar la atención y sin duda, esto también tiene un origen que hay que buscar para intentar sanar lo más rápido posible. Quizás todos en nuestra vida hayamos tenido algún momento de victimismo, pero es cierto que cuando se pasa a ser algo básico en nuestra vida, debemos tomar medidas.

Analiza y acepta tu propio problema

Muchos de los problemas que tenemos en nuestra vida y en nuestra mente, vienen porque no somos capaces de afrontar ciertas situaciones. Es cierto que no es sencillo llevarlo a la práctica pero tenemos que intentarlo para poder romper todas esas sensaciones negativas que nos causan un gran dolor emocional. Si estamos enfadados no debemos responsabilizar siempre a otros de ello, debemos dejar que salga pero sin justificarlo de cara a otras personas. Porque cuando llegamos a este punto, estaremos modificando la realidad hasta creerla. Tenemos que pensar de dónde puede venir este problema, analizar las vivencias, nuestras actitudes y los sentimientos, para darnos cuenta de que todo está en nosotros y no tanto en los demás.

Cómo dejar de hacerse la víctima

Es mejor no esperar nada para poder dejar de hacerse la víctima

Cuando esperamos algo bueno de alguien o incluso de la vida y no lo conseguimos, esto hace que nos sintamos todavía peor. Si ya tendemos a ponernos en lo peor, saldrá toda la negatividad junto con el victimismo. Piensa que todo lo que llega a ti será por un motivo pero no porque te lo deban en el significado justo de la palabra. En ocasiones vemos el reflejo en otras personas y decimos que tienen ‘suerte’. Pues quizás no es así sino que han trabajo duro para poder tener un buen puesto de trabajo o alguna ayuda sin esperarla. Ahí entra también el mundo de las comparaciones y es por ello que lo primero para que esto no suceda es aceptar nuestra vida, nuestros problemas y también todo lo que bueno que tiene, porque lo tendrá.

Aprende a afrontar tus pensamientos más negativos

Ya no hablamos de una situación concreta sin de los pensamientos negativos que muchas veces aparecen en nuestra cabeza. Es el momento de identificarlos y dejarlos a un lado, porque no tienen ningún tipo de aporte válido. Ya que son los que aparecen del enfado o de la ira y tristeza. Ya que cuando aparecen, volveremos a estar comparando nuestra vida con otra que a nuestra manera de ver es mucho más estupenda. Así que, cuando lleguen este tipo de pensamientos o sensaciones lo que debemos hacer es pensar en todo lo bueno que tenemos, en nuestros planes, la gente que nos rodea, etc.

Eliminar pensamientos de tristeza

Escribe tus pensamientos cada día

Eso de escribir a modo de diario todo lo que nos va sucediendo día tras día, es algo realmente bueno. Porque cada semana podemos leer todo lo escrito y darnos cuenta de cómo vamos evolucionando o de lo que superamos. Recuerda que no queremos justificaciones, tan solo expresar lo que sentimos y vivimos. Seguro que poco a poco te darás cuenta de lo que debes cambiar.

Invierte mejor el tiempo

Se dice que hacerse la víctima nos ocupa un tiempo precioso que también puede ser aprovechado de diversas maneras. Si eres una persona con una mentalidad fuerte, seguro que no querrás estar desperdiciando ese tiempo tan valioso. Así que, intenta darle la vuelta con un pensamiento positivo, con motivación y dejándote llevar por las actividades que más te gusten.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.