Para una buena crianza, no te compares con los demás

 

no comparar en maternidad

Ser padre o madre no es una competencia ni tampoco tienes que obtener el primer puesto entre tus amigos y conocidos. La crianza debe ser una competencia interna, para mejorar cada día y conseguir mejores resultados como persona en tu maternidad y paternidad. Cada familia es un mundo que tiene su propia idiosincrasia y no hay mejores o peores.

Quizá…

Quizá tengas un hijo, o dos, o tres. Quizá trabajes o quizá te dediques al cuidado de tus hijos. Quizá tengas otras responsabilidades además de la maternidad, hay muchos “quizá” que pueden abrumarte pero lo que es seguro es que toda tu lucha tiene un significado: tus hijos. Puede haber días que sientas que tu vida es un caos y probablemente sea así, es un caos perfecto donde el amor es lo más importante en todos los casos.

No es fácil ser padre o madre, no existe un manual de instrucciones que te enseñe a hacerlo bien. Quizá cuando tu hijo mayor empezó a dormir bien te quedaste embarazada de nuevo y vuelta a empezar. Es posible que tuvieras gemelos o que algún hijo tuyo haya tenido la salud delicada. Puede que tu familia parezca una familia de 10, pero sabes que detrás de las puertas de tu casa… todo cambia.

maternidad con hijos

Las apariencias no te sirven

No te permitas vivir de las apariencias y sé totalmente coherente con tus pensamientos y tu vida. No quieras ser mejor que otros ni quieras compararte con otras personas o familias. Cada familia es un mundo y no existe otra familia que sea mejor que la tuya, ni tú eres mejor que otra. El respeto es fundamental y las envidias deben quedarse a raya. Todas las familias tienen dificultades, que quizá a ti te parezcan de menor nivel, pero al fin y al cabo son dificultades que deben pasar.

Cuando veas a una madre que parece perfecta o que está agobiada, no te compares con ella ni pretendas ser mejor ni te sientas peor. Simplemente piensa que ella está haciéndolo lo mejor que sabe en ese momento, por lo que está haciendo un buen trabajo. Es mejor sentir compasión por el resto de madres que sentir competencia.

Sin envidias

Deja la envidia a un lado cada vez que salgas de casa y disfruta de tu maternidad, de tus hijos y respeta lo que otras madres hacen y luchan por sus familias. Cada uno lidia con diferentes cosas cada día, y esas cosas pueden ser tremendamente difíciles. Cuando veas a una madre discutir con sus hijos o disciplinar a sus pequeños, no le juzgues. La etapa en la que se encuentra ahora no es fácil, y lo hace lo mejor que puede o sabe.

No menosprecies la lucha de otras madres, ni tampoco la tuya propia. No pongas excusas de por qué no deberías hacer esto o lo otro. Es mejor ser compasivo con los demás, pero también contigo mismo. La vida puede no ser fácil pero con la ayuda de los demás, aunque sea a nivel emocional, todo resultará mucho más sencillo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.