Panecillos de Ávila, un dulce típico en Semana Santa

Panecillos de Ávila

Nos encantan los dulces fritos tan típicos de nuestra gastronomía, así que siempre nos alegramos de sumar a nuestro recetario uno más. Unos panecillos de Ávila, en este caso, muy típicos en Semana Santa pro que no podíamos resistirnos a cocinar.

Los panecillos de Ávila son un dulce poco dulce algo que personalmente nos encanta. Y se preparan de forma sencilla por lo que la inexperiencia no sirve en este caso como excusa para no animarse a probarlos. En una hora, además, puedes tenerlos hechos. Y no, no tendrás que estar una hora en la cocina, ya que la mitad del tiempo está destinada a que la masa repose.

Gorditos, tiernos por dentro y dorados por fuera son un fantástico postre que suele servirse con azúcar glasé. Como ya hemos mencionado los panecillos por si solos no son muy dulces, así que el azúcar glass les da ese toque final tan común en este tipo de propuestas. ¡Anímate a hacerlos y cuéntanos si te han gustado!

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 60 ml. de licor de anís
  • 30 g. de azúcar
  • 60 ml. de aceite de oliva
  • 208 g. de harina
  • 10 g. de levadura química
  • Aceite para freír
  • Azúcar glasé para espolvorear

Paso a paso

  1. En un bol bate el huevo con el licor de anís y el azúcar unos 5 minutos.
  2. Después, añade poco a poco el aceite mientras bates hasta integrarlo.

Prepara la masa

  1. En otro recipiente amplio mezcla la harina con la levadura.
  2. A continuación, agrega a esta poco a poco la mezcla líquida mientras mezclas con una espátula.
  3. Una vez hayas formado la masa, tápala con un paño de cocina y deja reposar media hora.
  4. Después, divide la masa en 10 porciones y da forma de panecillo alargado a cada una de ellas.

Fríe los panecillos

  1. Calienta abundante aceite en un cazo o sartén honda y fríe los panecillos a fuego medio, para evitar que se doren en exceso pero queden crudos por dentro. La temperatura correcta para hacerlo son los 140ºC.
  2. Hazlos por tandas, para mantener el aceite más o menos a la misma temperatura y a medida que sea haga, ve sacándolos con una espumadera para escurrir el exceso de aceite.
  3. Colócalos en un plato y antes de que se enfríen espolvoréalos con azúcar glasé.

Panecillos de Ávila


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.