Opciones saludables de almuerzo para los niños

Cuando hablamos de almuerzo estamos haciendo referencia a la comida que los niños hacen a media mañana, en la escuela o en casa. Esa comida que se realiza un par de horas después de haber desayunado y un par de horas antes de la comida grande del medio día. En ocasiones, los padres por acudir a lo rápido no se fijan en los valores nutricionales de los alimentos que proporcionan a sus hijos, afectando a su salud. 

Algunos padres tienen dificultades para encontrar el tiempo para preparar un almuerzo nutritivo para su hijos y que al mismo tiempo sea atractivo para ellos. Es necesario dejar a un lado los carbohidratos procesados, grasas y el azúcar aunque pueda parecer todo un desafío. El almuerzo es una parte vital de la jornada escolar de un niño y es necesario aprender a encontrar el equilibrio correcto de nutrientes, algo que es esencial para el aprendizaje y el desarrollo.

Anima a tus hijos a disfrutar de un almuerzo saludable en la escuela mediante su participación y elógiales cuando elijan alimentos saludables por su cuenta.

Una nutrición adecuada está ligado a un mejor rendimiento académico

Una fiambrera llena de grasas o alimentos procesados ​​azucarados no proporciona las vitaminas y minerales necesarios para la energía que tus hijos necesitan en la escuela… Además esto puede provocar sobrepeso y problemas de salud en los niños pequeños.

Al igual que con los adultos, cuando los niños comen alimentos saludables y mantienen un cuerpo sano se disminuye el riesgo de desarrollar problemas de salud tales como enfermedades del corazón, cáncer y diabetes. Una nutrición adecuada está ligada a un mejor rendimiento académico, por lo que los niños que comen alimentos poco saludables en la escuela son más propensos a tener más dificultades con el trabajo escolar.

Ideas de almuerzos saludables para tus hijos

Fruta

Las mejores opciones incluyen frutas frescas como manzanas, plátanos, melocotones, ciruelas, uvas y peras. Barras de frutas secas es mejor dejar fuera de la caja de almuerzo, ya que están llenos de azúcar y pueden causar caries. La fruta proporciona la energía suficiente y casi todos los nutrientes que necesita el cuerpo.

Productos lácteos

Incluir un yogur de soja o un yogur lácteo también es una buena opción. El yogur es una gran fuente de proteínas, vitamina D, calcio y otros nutrientes importantes que contribuyen al crecimiento de los huesos. Evita dar a tus hijos postres lácteos y yogures con demasiado azúcar.

Pan

Prueba las variedades de pan integral que existen y que no están llenos de carbohidratos refinados. El pan integral tiene más nutrientes e incluye fibra, proteínas y vitaminas del grupo B, que son todas buenas para el cuerpo.

Rellenos para el pan

Un buen bocadillo también es una buena idea si tienes en cuenta los rellenos más saludables. Los rellenos de bocadillos pueden incluir paté vegetariano, aguacate, mantequilla de cacachuete, atún, carne fría en rodajas, queso (sólo un poco, ya que es muy alta en grasa y sal) y encurtidos (alta concentración de sal). Evita las carnes grasas y pastas para untar como el chocolate.

Niños desayunando

Verduras frescas

Las verduras frescas también son una gran opción para disfrutar de un almuerzo de lo más saludable. Zanahorias, tomates cherry, pepino, lechuga… Son grandes combinaciones. La mayoría de verduras son bajas en grasas, sal y azúcar. Además, las verduras son fuentes importantes de muchos nutrientes y vitaminas esenciales para el crecimiento y desarrollo de los niños.

Frutos secos

Los frutos secos también son una opción saludable aunque se utilicen en menor medida. Las nueces, las almendras, los cacaos… Son muchos los frutos secos (sin tostar ni sal) que son adecuados para la salud de los niños. Recuerda que no hay que abusar puesto que tienen muchas calorías.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *