Onicofagia, los peligros de morderse las uñas

Morderse las uñas

Morderse las uñas es uno de los hábitos más comunes, de los más antiestéticos también. No solo eso, la onicofagia que es el nombre científico que recibe este gesto tan habitual, puede resultar peligroso para la salud en distintos aspectos. Más allá del principal problema para los adultos, que es el estético, morderse las uñas es un hábito que se debe controlar para evitar consecuencias mayores.

Este hábito suele aparecer durante la infancia y las causas pueden ser muy diversas, aunque se trata de una reacción por estrés. En la mayoría de los casos, la causa está relacionada con un problema emocional y para poder tratarlo, hay que buscar ayuda de un profesional. Si te muerdes las uñas o te preocupa que alguien cercano o un niño lo haga, conocer los peligros de la onicofagia te ayudará a poner remedio a este problema.

Morderse las uñas

Onicofagia

Morderse las uñas es un mal hábito, un gesto nervioso que denota ansiedad y deja ver a los demás que tienes problemas de autocontrol. Por ello, especialmente las mujeres que sufren este problema, sienten a menudo vergüenza de sus manos. No porque las uñas estén feas, deformadas o porque tengan un mal aspecto, que también influye.

Sino por la consciencia de que las demás personas pueden percibir que no estás bien emocionalmente, tan solo con ver el estado de tus uñas. Lo que implica un problema emocional mayor, la necesidad de aislarse para evitar esas situaciones y otros problemas sociales. Al morderse las uñas llega un momento en el que no es suficiente con la parte que sobresale. Entonces se comienza a morder más, incluyendo la propia piel de los dedos que se deforman paulatinamente hasta quedar con una especie de muñón. En cuanto a los peligros de morderse las uñas, además del mencionado se encuentran los siguientes.

Daños en los dientes y en la mandíbula

Peligros de morderse las uñas

El hábito de morderse las uñas no solo implica daños en las propias uñas o en las manos, los dientes son grandes afectados por la onicofagia. Morderse las uñas constantemente puede dañar el esmalte dental, debilitando así la protección de las piezas dentales y aumentando el riesgo de sufrir otros problemas.

También se relaciona un problema de mordida con la onicofagia, ya que los dientes que se usan para este hábito son los incisivos. Por otra parte, muchas personas que tienen el hábito de morderse las uñas sufren bruxismo, un problema que puede causar la pérdida de piezas dentales, el retraimiento de las encías, dolor de cabeza o en la mandíbula.

Las encías también pueden sufrir como consecuencia de este hábito. Al morderse las uñas, en la encía pueden clavarse pequeños restos de las mismas, residuos que además pueden contener bacterias y suciedad que pueden causar infección en las encías.

Infecciones en el intestino

Otro de los problemas severos que pueden darse por la onicofagia son diversas infecciones intestinales. Las manos no están constantemente limpias y desinfectadas. Especialmente en las uñas pueden alojarse restos de polvo, suciedad y todo tipo de residuos ambientales. Todo eso va a la boca al morderse las uñas, se queda entre los dientes, en las encías, en la lengua y puede llegar a los intestinos.

Aunque este problema afecta principalmente a los niños, porque los pequeños tienen menos reparos en morderse las uñas aún teniendo las manos sucias, los adultos no se libran de sufrir infecciones intestinales. Teniendo en cuenta que se trata de un hábito nervioso, cualquier momento será bueno para recurrir a él, aunque no exista la posibilidad de lavarse las manos antes de hacerlo.

Como ves, morderse las uñas es peligroso para la salud y por ello es muy importante buscar ayuda para acabar con el problema de raíz. Especialmente si aparece en la infancia, cuando todavía los niños son moldeables y se puede eliminar fácilmente hábitos poco saludables como este. Porque cuanto más tiempo se tarde en eliminar el problema, más complejo será.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.