Olvídate de meter estos alimentos en la nevera, no lo necesitan

  

Posiblemente habrás notado que introduciendo algunos productos en la nevera en vez de mantenerse en mejores condiciones han empeorado rápidamente, esto ocurre con algunos de ellos que por sus propiedades, no le sienta bien la humedad. Posiblemente sea el electrodoméstico más útil del siglo XXI, gracias a las neveras o refrigeradores mantenemos en buenas condiciones los alimentos por más tiempo.

 Sin embargo, hay algunos alimentos que cambian de textura o pierden su sabor original si están dentro, por esta razón, es mejor almacenarlos fuera.

Las bajas temperaturas ayudan a que no proliferen las bacterias, por esta razón, es de lo más común que introduzcamos en frío los alimentos tras una compra grande. Aunque no lo sepamos, algunos alimentos no lo soportan, sigue leyendo estas líneas si quieres conocer cuáles son los alimentos que deben permanecer fuera de la nevera. 

Alimentos que no tienen que estar refrigerados

Posiblemente habrás introducido algunos de los siguientes alimentos, sin embargo, una vez que los conozcas, harás lo correcto la próxima vez. Todos cometemos fallos.

Patatas

Los almidones que contienen las patatas se convierten si están en contacto con las temperaturas bajas en azúcar y esto afecta a su sabor, por ello, te recomendamos que dejes las patatas en una bolsa de papel en el armario, donde no le de la luz y haya un poco de ventilación.

Tomates

Los tomates no necesitan refrigeración aunque muchos piensen lo contrario, si están mucho tiempo en frío pueden verse alterados el sabor y la textura. Pueden estar sin problemas a temperatura ambiente, tardan mucho en ponerse malos, aunque se maduran con facilidad. Un truco es dejarlos en un lugar fresco donde no haya incidencia de luz solar, además, se mantienen bien si se ponen boca abajo.

Lo ideal es comprar la fruta y la verdura al día para que no se eche a perder.

Albahaca

Lo ideal es dejarla fuera, porque se marchita enseguida si está en frío, además pierde su aroma y sabor. Un truco para almacenarla y que se conserve durante más tiempo, es dejarla en una bolsa de plástico con algunos agujeros para que entre el oxígeno, aunque si cuentas con una planta de albahaca, mejor que mejor.

Cebolla

Este vegetal no necesita ni pizca de refrigeración, lo mejor es mantenerla en lugar fresco y seco para que no se marchite en la nevera. Al tratarse de un alimento que se extrae directamente de la tierra, no le sienta nada bien el frío y el refrigerador acelera el proceso de envejecimiento. Al igual que las patatas, lo ideal es almacenarlas en una bolsa de papel y conservarlas en un armario seco y oscuro.

Aguacate

El aguacate tan sólo debe ir en frío una vez estén abiertos o se han utilizado para preparar alguna salsa o dip. Si te fijas, en los supermercados nunca están en frío ya que se deben madurar en lugares cálidos. Si quieres hacerlo más rápido el proceso de maduración envuélvelos con papel de periódico.

Miel

La miel tiene multitud de propiedades y beneficios perfectos para nuestro organismo, si lo introducimos en la nevera podrá perderlas de inmediato. Además, si se introduce en frío, puede cristalizarse y no estar líquida, para volverla a su estado original, la calentaríamos lentamente al baño maría.

Café

Quizá te resulte raro, pero hay quienes guardan el café molido en la nevera, esto no es nada necesario ya que si coge frío puede cambiar su sabor y echarse a perder. Guárdalo siempre en un lugar seco y lejos de la luz solar.

Como comprobarás, estos son algunos de los alimentos que no se deben almacenar en la nevera, algunos seguramente que sí que los habrás introducido, sin embargo, a partir de ahora podrás corregir tu error. Haz la prueba hoy mismo, no dejes que tus alimentos se echen a perder o pierdan facultades, propiedades y beneficios para el organismo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *