Nueva mamá: es hora de cuidar a tus pequeños

amigas de madre

Antes de ser madre la vida nada tiene que ver a cuando la maternidad toca a tu puerta. En realidad una mujer cuando se convierte en madre sabe que su vida va a cambiar por completo, aunque por supuesto, esa nueva madre sigue siendo la misma mujer que siempre. Es la misma mujer solo que sus prioridades han cambiado.

Las amistades cambian

Quizá las amistades también cambien porque ya no tendrá el mismo tiempo para hacer las cosas que hacía antes de que un pequeño ser domine su vida. Ya no saldrá a los mismos sitios, porque siempre pensará en sus hijos y en su bienestar antes de pensar en cualquier plan. Si tienes amigas que no son madres, solo se quedarán a tu lado las que sean auténticas.

Es inevitable que algunas de esas amistades se alejen de tu vida, porque ahora tu tiempo se centra en tus hijos. Aunque las amistades de verdad, sabrán que cuando pase un tiempo, volverás a ser la misma persona que siempre, solo que cuando pase ese tiempo, a tu lado quedarán únicamente las amistades que realmente te quieren, tanto a ti como a tu bebé.

El tiempo es oro

No te preocupes si esto sucede, de hecho, esto, te ayudará a darte cuenta de quienes son las personas que merecen estar en tu vida y en la de tus hijos. Aprenderás a priorizar a las personas y también sabrás que tu tiempo es oro y que no todo el mundo merece que se lo regales.

madre sin amigas

Aquellas personas que te regalen su tiempo (ese preciado tesoro que nunca vuelve) lo valorarás enormemente y te darás cuenta de que tu tiempo también es tan preciado que no todo el mundo lo merece. Una vez que comprendas esto, podrás disfrutar mucho más de las quedadas con tus amigas y también, de la maternidad.

Disfruta de tus hijos, de ti y de tus amistades

Tus hijos te necesitan más que a nada en este mundo y por eso, ellos serán tu prioridad en cada instante. Quien no acepte a tus hijos en tu tiempo libre no merecerá tu tiempo ni tu atención. En cambio, aquellos que respeten que eres madre, que puedes quedar con tus amistades a tomar un café de vez en cuando en un sitio donde tus hijos puedan correr y pasarlo bien, esas amistades serán las que merezcan la pena mantener en tu vida.

Aunque si te das cuenta de que tus amistades han cambiado mucho desde que eres madre, no te preocupes. Esas personas te están haciendo un favor, no te sientas triste si salen de tu vida, siéntete agradecida porque te enseñaron cómo son en realidad. Céntrate en encontrar personas que realmente te aprecien y sepan disfrutar de tu tiempo a tu lado y con tus hijos.

Donde menos te lo esperes podrás encontrar esas  madres que también quieren ser tus amigas. Pueden encontrarse entre las madres de los compañeros de la escuela de tus hijos, en un grupo de apoyo que hayas encontrado en redes sociales o inciso en una vecina a la que antes nunca habías prestado atención.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.