Cómo hacer nuestras propias toallitas húmedas de cocina

Cuando nos disponemos a limpiar, ya sea la encimera de la cocina, el polvo, o alguna otra superficie rígida que puede mojarse levemente, solemos echar mano a distintos productos de limpieza siempre dependiendo de qué superficie sea y de qué tipo de manchas tenga.

Si vamos a limpiar por ejemplo el polvo de un mueble del salón, por regla general, solemos coger un trapo seco, apto para “captar” pelusas y polvo, y aplicar previamente un spray quitapolvos. Sí, es cierto que este suele dejar la superficie bastante brillante y sin partícula de polvo que se precie. Pero, ¿y cuando no disponemos de ese producto porque se ha agotado o porque preferimos ahorrar en productos de limpieza para cosas más importantes del hogar?

Ya sea por ahorro económico, o también, por ahorro de espacio (cuando tenemos productos de limpieza para todas y cada una de las superficies del hogar, tenemos que disponer normalmente de todo un mueble para estos menesteres), hoy os traemos un artículo que quizás os interese bastante. Os decimos cómo hacer nuestras propias toallitas húmedas de cocina y de polvo. Podrás limpiar con ella cualquier superficie, son de usar y tirar y contendrá diferentes productos que hará que desinfecten, que limpien y que además dejen un rico olor a su paso. Si quieres saber cómo se hacen presta mucha atención al detalle que sigue.

Paso a paso

Para poder elaborar nuestras propias toallitas necesitarás los siguientes elementos:

  • Rollo de papel de cocina.
  • 2 botes de vidrio (a ser posible reciclados) con tapadera.
  • Alcohol de farmacia.
  • Agua.
  • 1 cucharada de detergente líquido.
  • Vinagre de limpieza.
  • Gotitas del aceite esencial que más te guste (lavanda, vainilla, romero, etc.).

Lo primero que haremos es cortar el rollo de papel de cocina por la mitad y así obtendremos dos mitades. Cada una de estas mitades las introduciremos en cada uno de los botes de cristal que hemos reciclado (tienen que coger con la tapa cerrada). Uno de estos botes lo utilizaremos para la cocina y el otro para otro tipo de superficies.

Al bote que usaremos para la cocina le añadiremos lo siguiente (con la mitad del rollo de papel ya introducido), por este orden:

  • Un dedo de agua.
  • 1 dedo de alcohol médico.
  • 1 o 2 cucharadas de detergente o jabón líquido).

En el otro bote, añadiremos lo siguiente:

  • Un dedo de agua.
  • Un dedo de vinagre de limpieza.
  • Unas gotitas del aceite esencial que más te guste. Te recomendamos el de limón por su olor tan rico.

Una vez hayamos metido todo lo anterior, cerraremos ambos botes y moveremos para que los diferentes elementos se mezclen y penetren en el papel de cocina. Abrimos los botes a continuación y retiramos el cartón de su interior de cada uno de ellos. ¡Y listo! Ya tenemos nuestras propias toallitas húmedas para todo tipo de superficies.

Como veréis es un producto bastante económico y muy socorrido a la hora de la limpieza diaria del hogar. Si te ha gustado nuestro consejo de limpieza de hoy no dudes en compartirlo con tus amistades. ¡Es muy efectivo!


Categorías

Cocina, Hogar

Carmen Guillén

Estudiante de Psicología, monitora educacional y con múltiples aficiones. Una de mis pasiones es la escritura y otra es ver vídeos y leer de todo... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *