Novias con piel radiante

Novia con piel radiante

Para ser una novia radiante hay que lucir un rostro fresco y luminoso. Esto requiere de ciertos cuidados que deben proyectarse con antelación para así llegar al gran día con la piel perfecta.

Para lucir un rostro perfecto, es importante el cuidado diario, lo que se traduce en aplicar tónicos y cremas demaquillantes cada mañana y cada noche para así limpiar la piel y eliminar restos de maquillaje y suciedad. De esta forma, los poros estarán libres y podrán respirar, evitando que se formen los típicos puntos negros que opacan la piel.

Luego de lavar el rostro, hay que enjuagarlo con agua fría pues así se promueve una mejor humectación de la piel al tiempo que se cierran los poros. El agua caliente seca la piel así es que usa agua fría aún en invierno.

Seca el rostro utilizando una toalla suave y luego sigue el esquema básico: crema demaquillaje, tónico, crema humectante. También pueden incorporar aceites vegetales, como el aceite de almendras o el de coco pues te ayudarán a hidratar y limpiar la piel al tiempo que la suavizan.

Evita el cigarrillo y el acohol pues este último deshidrata el cuerpo. Por el contrario, bebe abundantes jugos y licuados naturales elaborados con frutas y verduras. Además, sigue una dieta sana y rica en vegetales. El ejercicio físico también es esencial para lucir un rostro bonito pues además de quemar calorías, se liberan toxinas del cuerpo y así se oxigenan las células.

Por último, puedes cepillar la piel en la zona del cuello para eliminar restos de células muertas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *