¿No tienes unas uñas sanas? Averigua porqué

Unas manos bien arregladas son la mejor tarjeta de presentación, pero, a menudo, su aspecto no es el deseado y no siempre es por falta de cuidados. Las uñas reciben castigo a diario y así lo demuestran, pero también son el reflejo de problemas orgánicos, cualquier alteración de las uñas “nos avisará” de que existe una alteración en nuestro organismo.

Descubriendo la razón por la cual nuestras uñas no lucen sanas y bonitas podremos ponerle remedio con mayor facilidad, veamos los problemas más frecuentes de las uñas y el tratamiento a seguir en cada caso:

  1. Uñas blandas: Si tus uñas están blandas y se doblan fácilmente, se debe a la falta de minerales, tales como deficiencias de calcio o hierro. Es un problema que con frecuencia puede darse en la mujer durante la menopausia.
  2. Uñas quebradizas: Cuando tus uñas presentan este problema es porque revela una carencia de vitaminas, en especial A y B1. También pueden evidenciar una carencia de calcio.
  3. Uñas que se abren en escamas: Ocurre esto cuando se bebe poca agua y esa falta de hidratación hace que se resequen las uñas. Aumenta el consumo de agua y observa si el problema desaparece. Sino, consulta con tu dermatólogo.
  4. Uñas con ondulaciones: Advierten problemas relacionados con los huesos, tales como, artritis, problemas de espalda o columna, además de otras dolencias reumáticas.
  5. Uñas ennegrecidas y/o azuladas: Pueden revelar un problema de hígado o corazón.
  6. Uñas amarillentas: Es común atribuir este problema a la nicotina del tabaco, pero en realidad la nicotina mancha principalmente los dedos y en todo caso un par de uñas (con las que se sujeta el cigarrillo). Si tus uñas están amarillas, seguramente se deberá al uso de esmaltes muy oscuros durante un largo periodo. Frota la uña con limón, eso te ayudará a eliminar el tono amarillento, además, empieza a utilizar esmaltes en tonos claros.
  7. Uñas con hongos: Las uñas descamadas que se encuentren en contacto frecuente con suciedad y polvo, serán las candidatas ideales para los hongos. El problema se llama “micosis”. Si te ocurre esto, acude a tu dermatólogo para empezar un tratamiento, ya que si no lo haces, es muy factible que la uña se caiga.
  8. Uñas muy duras: Cuando tus uñas son muy duras no tienes de qué preocuparte, son el mejor síntoma de que tu organismo posee vitaminas, minerales, proteínas y agua en las dosis necesarias y gozas de buena salud.

Un comentario

  1.   gilmara dijo

    hay q interesante me gusta!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *