No te equivoques: si duele, no es amor

si duele no es amor

En ocasiones hay personas que creen que cuando una relación duele es amor, pero nada más lejos de la realidad. Existen algunas señales de una relación que quizá te parezcan amor pero que en realidad es tóxico y debes alejarte cuanto antes.  En las primeras etapas del amor, todos estamos cegados por gafas de color rosa. Incluso cuando vemos señales de advertencia, no reconocemos el peligro que podríamos enfrentar en el futuro.

Debido a que queremos lo mejor del amor, tenemos dificultades para aceptar estas señales, ya que parecen ser inocentes y nos hacen sentir especiales. Entonces, aquí hay algunas cosas engañosas que pueden parecer amor pero que en realidad son tóxicas y debes alejarte cuando antes.

Quiere saber dónde estás todo el tiempo

No está de más estar informados sobre los planes del otro cuando ambos están ocupados e intentan hacer planes. Pero cuando estás en el punto en que tu pareja actúa como un dispositivo de rastreo que necesita saber dónde estás todo el tiempo, indica un rasgo poco saludable y obsesivo. Esto puede parecer amor, pero es control y obsesión.

Mensajes y llamadas a todas horas

Obviamente, cada relación requiere comunicación y, al principio, hay mucho para conocernos. Es comprensible que simplemente no puedan tener suficiente el uno del otro. Pero a veces, llega a un punto en el que el comportamiento de alguien comienza a ser manipulador cuando cuestiona el tiempo de respuesta o se llama repetidamente hasta que contesta. Cuando comienzan a exigir que tengas que responder en el momento en que se comunican, no es una comunicación adecuada. Es manipulador, territorial y da miedo.

si due

Te presiona para hablar cosas que no quieres

Todos tienen límites y zonas de confort en términos de lo que están dispuestos a compartir. Pero cuando alguien insiste y casi obliga y presiona a otro para que comparta detalles que no quiere, es problemático. Este es un paso fácil hacia el abuso emocional. Además, conocer tus secretos y pensamientos más oscuros le da a la persona que te presiona influencia sobre ti y permite futuros abusos. Casi puede parecer que te tienen como rehén. Este es un comportamiento extremadamente tóxico y poco romántico y ciertamente no es respetuoso.

Espía tus redes sociales

Puede parecer adorable que estén prestando atención a tu actividad en las redes sociales, pero al mismo tiempo, solo están tratando de mantener controlarte. No deberían estar prestando atención a las publicaciones que te gustan o comentas, ni a tus retweets o memes etiquetados. Puede ser un problema de celos o inseguridad, pero también es posesivo e inapropiado. Más adelante, esto podría llevar a mostrar mensajes privados con otras personas, compartir contraseñas y otra información privada, lo cual es un comportamiento tóxico.

Llorar una segunda oportunidad

En algún momento, la “víctima” notará sus propios rasgos y comportamientos tóxicos. Cuando lo hacen, pueden interrogarte o llamarte. Puede comenzar a suceder con más frecuencia también. Si la otra persona sigue disculpándose y solicitando una segunda oportunidad, sabe que está atrapada, pero aún así puede manipularte para que vuelvas a ellos y continúes el círculo vicioso. Saben exactamente qué decir y cómo jugar la carta de la víctima.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.