No te centres en la venganza al sufrir acoso escolar

Todo el mundo ha dicho algo hiriente alguna vez, ha hecho una mala elección o ha tenido una conducta poco saludable. La clave es que ellos se responsabilizan de esas elecciones… y tu hijo también debe responsabilizarse tanto si es víctima como si es agresor de acoso escolar.

Si tu hijo tiene un amigo que es agresor escolar pero no quiere reconocerlo, anímale a que deje de poner excusas por el mal comportamiento de su amigo. Los amigos que son saludables reconocen su mal comportamiento y aceptan la responsabilidad de sus acciones. En cambio, los agresores que necesitan ayuda psicológica urgente no lo hacen.

Si tu hijo tiene a un amigo así en su vida, deberá cortar lazos lo antes posible y seguir adelante. Aceptar las excusar por el mal comportamiento solo le permitirá a la otra persona seguir tratando a tu hijo de manera injusta. Eso no es un amigo, es un agresor.

Sanar la herida emocional

Si tu hijo está sufriendo acoso escolar tendrás que hablar con el pediatra de tu hijo para que te ayude a identificar a profesionales de salud mental adecuados que puedan tratar a tu hijo. No sientas vergüenza por pedir ayuda en esto porque es absolutamente necesario.

Nadie llega a la edad adulta sin tener algunos problemas que deben abordarse y resolverse, y los asesores están capacitados para ayudar con estos problemas. Además, muchos niños que han sido acosados luchan contra la depresión y la ansiedad… Problemas que se pueden volver muy serios y peligroso si no son tratados por un profesional.

Mejor sin venganza… céntrate en el perdón

Es un deseo natural querer buscar venganza e intentar hacer sufrir a la persona que nos ha hecho mal primero. El sentimiento de humillación en muchas ocasiones tiene el deseo automático de buscar venganza. Debes recordar a tu hijo que la venganza no le hará sentir mejor. Lo apropiado en estos casos es que se centre en el perdón interior. Él no tiene la culpa y el agresor agrede porque tiene problemas emocionales no resueltos. No es justificable ni mucho menos su comportamiento, ni tampoco es aceptable ni se debe tolerar. Pero centrarse en el perdón le ayudará a tu hijo a sentir más poder sobre la situación y salir antes de esta espiral de sentimientos negativos que tanto le atormentan diariamente.

El perdón requiere paciencia y tiempo. El perdón no exime al agresor de sus malas acciones, solo le permite a tu hijo a dejar de pensar en lo que ha pasado y poder seguir hacia adelante.

Recuerda a tu hijo que nunca estará solo

Recuerda a tu hijo que puede sentirse solo alguna vez, pero que nunca lo estará realmente. La intimidación a menudo hace que los niños acosados se sientan solos, desesperanzados y vulnerables. Si bien estas son reacciones normales al acoso escolar, tu hijo necesita saber que no está realmente solo. Recuérdale que tiene tu apoyo y el apoyo de sus amigos de. verdad.

Haz lo que sea necesario para ayudar a aliviar los sentimientos de soledad de tu hijo y asegúrate de estar disponible siempre que te necesite.


Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.