No hay que enfatizar en la competencia tóxica en la infancia

La competencia saludable puede tener muchos beneficios para la infancia y desarrollo, pero cuando se trata de competencia tóxica, entonces pueden haber muchos problemas para que después logren entender que la competencia no tiene que ser algo malo. Los padres tienen un papel clave en esto para que los niños puedan diferenciar qué es la competencia tóxica de la competencia saludable.

Tu aprobación

Demasiadas veces los padres retienen el amor y la aprobación cuando su hijo no cumple con sus estándares o no gana una competencia. Cuando esto sucede, el niño puede sentir pánico por dentro porque no se siente amado o seguro. Además, comienzan a creer que no son suficientes o que les falta algo de alguna manera y que los padres nunca los valorarán si no ganan.

La mayoría de las veces, cuando esto sucede, los niños comienzan a hacer lo imposible para hacer felices a mamá y papá. Pero tratar de impresionar a los padres es un curso peligroso y no es lo más mínimo saludable. En cambio, los padres necesitan dar amor y aprobación libremente y sin condiciones. Los niños siempre deben sentir que son amados incondicionalmente, incluso cuando pierden.

Qué hacer si la competencia enfatiza a tu hijo

A veces los niños son tan resistentes a la competencia que pueden negarse a participar en cualquier actividad competitiva. También pueden fingir una enfermedad o mostrar signos de ansiedad. Si bien es normal que los niños se sientan un poco ansiosos antes de una gran competencia, no deben preocuparse tanto por el impacto en otras áreas de su vida.

Si se trata de un juego grande, una prueba, una competencia  o un concurso, si el miedo a la competencia afecta a tu hijo, es posible que tengas que profundizar más para ver qué hay debajo de la superficie. Podría haber ansiedad o depresión… O bien, podría ser simplemente una visión poco saludable de la competencia.

Ayúdale a entender la buena competencia

Sin embargo, en general, la mayoría de las personas argumentan en contra de permitir que un niño ansioso abandone una actividad. En poco tiempo, si se hace adecuadamente los niños aprenderán a superar la angustia inicial y podrán conseguir grandes resultados sin tener que sentir presión.

En lugar de permitir que tu hijo se deje arrastrar cuando la ansiedad asoma su fea cabeza, intenta usar técnicas calmantes para ayudarle a centrarse y a sentirse bien. También es importante proporcionar apoyo y tranquilidad. Con cada actividad competitiva estresante que el niño conquista, más fuerza mental y resistencia tendrán para situaciones competitivas en el futuro. Perseverar a través de la ansiedad y los desafíos que ofrece la competencia es donde ocurre el verdadero crecimiento.

Competitivos de manera saludable

Independientemente de dónde se encuentre en la competencia tu hijo, no olvides que hay muchos tipos diferentes de competencia. Algunos de ellos son definitivamente más positivos que otros…. Para enseñar a tus hijos a ser competitivos de una manera saludable, boca actividades que tengan metas alcanzables y al mismo tiempo fomente el trabajo en equipo. Y, por supuesto, busca algo que sea divertido para tus hijos y que se mantengan comprometidos con esa actividad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.