No entiendo por qué mi hijo se rebela

La mayoría de las veces, los padres se petrifican por la rebelión de los adolescentes y quieren evitarla a toda costa. Se inquietan mientras manejan adolescentes rebeldes porque no quieren poner en peligro su relación con ellos. No quieren que su hijo adolescente huya de ellos y se aísle.

La rebelión de los adolescentes no es un concepto nuevo, especialmente para los padres. Ha existido desde que los niños habitaban la tierra. Incluso tú habrás actuado desafiantemente cuando eras adolescente. ¿Recuerdas gritar constantemente por nada o cerrar puertas? Pero la pregunta es, ¿por qué los adolescentes se vuelven rebeldes? ¿Cuáles son las causas subyacentes de la rebelión adolescente? Comprender por qué tu hijo adolescente está actuando desafiantemente es crucial para comprender lo que puedes hacer al respecto.

A continuación vamos a destacar algunas razones por las cuales tu adolescente se está rebelando.

Identidad

Cuando los niños entran en su adolescencia, pueden luchar por conocer su propia identidad. Es posible que constantemente se hagan preguntas como «¿Quién soy yo?», «¿Qué estoy haciendo aquí?», «¿Cuál es el propósito de mi vida?» etc. Mientras reflexionan sobre tales preguntas, en realidad están tratando de saber más sobre su existencia e individualidad. Cuando los padres no hacen caso a sus preguntas, terminan asumiendo todo por su cuenta. Se vuelven rebeldes y quieren tomar decisiones por sí mismos.

Independencia

La lucha por la independencia podría ser una de las razones de la rebelión de los adolescentes. Es comprensible que cuando un niño se muda a la adolescencia, espera obtener más libertad e independencia de sus padres y familia. Esto es algo que cualquier adolescente normal exigiría.

Sin embargo, el verdadero problema comienza cuando algunos padres confunden inconscientemente la independencia con la rebelión, pensando que su hijo podría estar escapando de sus manos. Su reacción hacia la creciente independencia de los adolescentes en realidad puede convertirse en la causa de la rebelión.

Por ejemplo, no si no permites que tu hijo pase rato con sus amigos por miedo a los problemas que puedan aparecer, hará que tu hijo se escape sin tu permiso.

Control

A los adolescentes les gusta tener un control sustancial sobre sus vidas. Atrás quedaron los días en que los padres solían controlar a sus hijos adolescentes y decidir todo sobre ellos: qué usarían sus hijos adolescentes, a dónde irían, con quién se encontrarían, etc. Cuando los niños crecen, les gusta disfrutar de tomar autoridad sobre sus acciones.

adolescente

Quieren controlar su vida por su cuenta. Sin embargo, no les gusta cuando los padres se vuelven autoritarios y hacen cumplir sus decisiones sobre ellos. Cuando esto sucede, tienden a desafiar sus acciones. Se rebelan cuando los padres no confían en sus habilidades para tomar decisiones.

Aceptación

No se puede negar el hecho de que los adolescentes se ven influenciados por sus compañeros durante la adolescencia. La presión de grupo los influencia en gran medida. Los adolescentes quieren adoptar el estilo de vida de sus compañeros, quieren formar parte de su multitud y desean encajar desesperadamente.

Sienten la presión de hacer lo que todos los demás están haciendo. Al hacerlo, incluso podrían arriesgarse a perder su propia individualidad. Podrían olvidar sus propios gustos. Pueden convertirse en otra persona y adoptar completamente el estilo de vida de otros. La presión de encajar en una multitud conduce a la rebelión. Ya no viven una vida propia y quieren convertirse en otra persona. Ni siquiera escucharían a sus padres o familiares y harían lo que les parezca correcto. Olvidan aceptar quiénes son realmente.

Atención

Los adolescentes pueden hacer cualquier cosa para llamar la atención. Les encanta cuando alguien presta atención a su apariencia, a sus acciones y a su estilo de vida. Quieren que la gente les note, y harían cualquier cosa para llamar la atención. La falta de atención de los padres puede hacer que busquen la atención de personas equivocadas de muchas maneras equivocadas. Por ejemplo, las adolescentes, cuando no reciben atención positiva en el hogar, salen y buscan consuelo de sus compañeros. Podrían influenciarle negativamente; guiarle por el camino equivocado y pedirle que haga cosas malas.

Después de identificar las causas subyacentes de la rebelión adolescente, puedes ayudar a tu hijo adolescente y hacer que vea una imagen más clara de la realidad. Cuando encuentres a tu adolescente actuando rebeldemente, no debes perder los estribos, sino actuar de manera más tranquila. Cortarles un poco de holgura. Permite un poco de libertad y déjale tomar decisiones sabias. Recuerda, tú eres su guía.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.